🐶 Amigo fiel: perrito lleva 3 meses esperando a su dueño en el hospital que murió por el Covid-19

Esta es una triste historia de vida más que nos ha dejado esta mortal pandemia, en donde podemos ver nuevamente el inmenso amor que pueden llegar a sentir los animales por sus dueños, que sin importar las adversidades nunca dejará de esperar a su amado dueño.

El perrito había esperado pacientemente en la puerta del hospital a que su dueño cruzara por la misma y así poder regresar de nuevo a casa.

El pequeño canino Xiao Bao, un perrito de 7 años, se ha vuelto muy popular por estos días, inocentemente había pasado decenas de días esperando a su dueño, que el pasado mes de febrero ingresó al Hospital Taikang en Wuhan.

Se dice que los síntomas de su dueño eran evidentes: fiebre, tos seca y gran dificultad para respirar, tristemente ha fallecido por Covid-19 apenas unos días después de ser internado en el hospital.

Es imposible explicarle a estos fieles e inocentes animales el significado de la palabra muerte, quizá se resigne a esperar por siempre a su amado dueño.

En las inmediaciones del hospital, una señora de buen corazón propietaria de una pequeña tienda se apiadó del pequeño Xiao Bao, al verlo día y noche en la entrada del hospital, decidió brindarle comida y un techo pasajero mientras lograba saber el motivo de su estadía en el hospital.

“Me dijeron que su dueño, un anciano pensionado, ingresó por coronavirus. Después murió pero Xiao Bo no lo sabía, y simplemente se quedó en el hospital esperándolo. Nunca ha dejado el hospital, es increíblemente conmovedor y tan leal”.  – Confesó la humilde señora, quien decidió hacerse cargo desde el 13 de abril del perrito.

Este hermoso perrito finalmente fue llevado al servicio municipal de animales después de una larga e infructuosa espera, allí se encargarán de buscarle un  nuevo dueño y un hogar que quiera brindarle mucho amor a este fiel perrito.

Una historia verdaderamente triste que nos ha dejado este virus que azota a la humanidad, pero es una gran historia de vida porque una vez más nos demuestran los animales lo incondicionales que son.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *