10 Lugares abandonados que fueron los sitios turísticos más famosos de los años 60

Una simple postal en un mesa fue todo lo necesario para captar la atención del fotógrafo Pablo Iglesias Maurer, a partir de ese momento su curiosidad lo llevó a hacer una increíble investigación sobre lugares abandonados.

Se preguntaba cómo sería el aspecto de los sitios más concurridos y famosos de los años 60, en busca de una respuesta, Iglesias se dedicó a recolectar postales antiguas y viajar a los lugares para captar el estado actual de los mismos.

Los sitios de los que tiene más evidencia son de complejos y resorts abandonados como Penn Hills, Grossinger y Poconos. A lo largo de su serie fotográfica llamada ‘Estados Abandonados’, Iglesias Maurer ha intentado alinear las imágenes del antes y después para mostrar mejores resultados en sus comparaciones.

La piscina cubierta de Grossinger’s

Se calentó el piso de baldosas, se acondicionó toda la estructura. Arriba, hermosos candelabros sputnik de medio siglo iluminan a los nadadores de abajo. La piscina ha estado abierta desde finales de los 90.

 La piscina al aire libre de tamaño olímpico de Grossinger, construida en 1949 

Tuvo un costo de $ 400,000 (aproximadamente $ 5 millones en el mercado actual). Las cabañas privadas ya han sido totalmente destruidas por la naturaleza y el hombre, el vestuario y los pasillos que solían rodearlo.

 Un muelle que fue popular entre los jóvenes en los años 60, hoy es solo un recuerdo.

El título en la parte posterior de la postal de este complejo turístico de Pocono promueve este teatro como «la sala de exposiciones del complejo turístico más moderno del mundo»

Con una capacidad de 1200 personas, sigue siendo espléndido incluso en ausencia de ellas.

Los pisos marrones, rojos y naranjas de esta alfombra gigante del comedor de Poconos se volvieron verdes, el color del musgo se hizo cargo.

El salón de cócteles de un complejo desaparecido en Poconos. “Relajación pacífica – Recreación saludable” dice el título en el reverso de la tarjeta.

Centro de tenis cubierto de Grossinger. 

El reverso de la postal es un anuncio del famoso pan de centeno que se sirve en Grossinger. “La gente divertida y del aire fresco viene aquí a Grossinger y realmente ama toda nuestra comida, y el favorito en particular es nuestro pan de centeno. Ahora puede obtener ese mismo pan saludable y sabroso en su tienda de alimentos local. Prueba un bollo. Estoy seguro de que te encantará «.

La piscina cubierta de Grossinger’s, que se inauguró en 1958. 

Elizabeth Taylor participó en la inauguración de la piscina, y Florence Chadwick, la primera mujer en nadar en el Canal de la Mancha en ambas direcciones, fue la primera en darse un chapuzón en ella.

El Homowack Lodge Resort ahora está abandonado en la orilla sur del famoso «Borscht Belt».

En su nivel más bajo, quizás el punto culminante del lugar, una bolera de cuatro carriles. Cerró sus puertas a mediados de la década de 2000.

 El “Jenny G Wing” inspirado en Mies van der Rohe se inauguró en 1964 y fue una de las últimas estructuras erigidas en Grossinger’s. 

Fue diseñado por el famoso arquitecto Morris Lapidus, el hombre que casi sin ayuda creó el aspecto «Miami Modern» en los hoteles y, más localmente, diseñó el Capitol Skyline Hotel.

En su cuenta de Twitter sube actualizaciones constantes de sus trabajos más recientes y además tiene una página de internet

El resultado de sus comparaciones es sorprendente, y es una gran forma de observar cómo han cambiado muchos lugares, esperemos más personas sigan su iniciativa.

¡No olvides compartir la nota y comentarnos!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.