5 atletas que colapsaron mentalmente tras competir en los Juegos Olímpicos. Fue demasiada presión

Simone Biles no fue la única, pero nos dejó una lección con su renuncia: La salud mental es tan importante como la salud física.

Por mucho que los Juegos Olímpicos parezcan una fiesta deportiva, lo cierto es que detrás de cada competidor hay una historia de mucho esfuerzo, disciplina y constancia para llegar allí… Y las cosas no siempre son tan bellas como parecen.

Imaginen la presión que se debe sentir representar a todo un país y no querer decepcionarlo… Demasiada, ¿no? Por eso muchos deportistas entrenan hasta más no poder con tal de tener excelentes resultados, pero a la larga, eso siempre será un desgaste para ellos.

Y recientemente quedó totalmente demostrado cuando la gimnasta estadounidense Simone Biles, campeona olímpica en Río 2016, decidió renunciar en medio de estos nuevos Juegos Olímpicos en Tokio, acusando problemas de salud mental.

“Desde que entro al tapiz, estoy yo sola con mi cabeza, tratando con demonios en mi cabeza (…) Debo hacer lo que es bueno para mí y concentrarme en mi salud mental y no comprometer mi salud y mi bienestar”, declaró en esa oportunidad a la prensa.

“Tenemos que proteger nuestra mente y cuerpo en vez de solo salir y hacer lo que el mundo quiere que hagamos” dijo luego, abriendo de nuevo la discusión sobre la importancia de la salud mental.

Y aunque se llenó de críticas, también recibió muchos aplausos y admiración por tan valiente decisión.

Según el Comité Olímpico Internacional, el 35% de los atletas de élite experimentan ansiedad, depresión, abuso de sustancias o trastornos alimentarios en algún momento de su carrera.

¿Ven? No es fácil lidiar con ese tipo de estrés y presión.

Es más, como Simone, otros deportistas también han acusado problemas de salud mental relacionados a la exigencia deportiva. ¿Quieres saber de quiénes hablamos? Descúbrelo a continuación:

1. Naomi Osaka

La jugadora japonesa de tenis dijo en una oportunidad que las conferencias de prensa la hacían sentir vulnerable y ansiosa, así que evitaría darlas.

2. Michael Phelps

Luego de tocar el cielo olímpico una vez más en Londres 2012, el estadounidense Michael Phelps tuvo cuadros severos de depresión y hasta intentos de suicidio. Todo eso lo llevaron a retirarse de la natación y poner fin a su carrera deportiva.

3. Simone Manuel

La nadadora estadounidense se exigió tanto para Tokio 2020, que sufrió fatiga crónica por sobreentrenar.

4. Raven Saunders

Luego de participar en los Juegos Olímpicos de Rio 2016, la lanzadora de bala estadounidense tuvo que ser hospitalizada por una crisis mental.

5. Simone Biles

La gimnasta olímpica y medallista de Estados Unidos decidió retirarse en medio de los Juegos Olímpicos de Tokio para priorizar sus problemas de salud mental y no afectar el desempeño de su equipo.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *