6 consejos de expertos para mantener los libros como nuevos

Como decía Umberto Eco, el mundo está lleno de libros preciosos que nadie lee, y a sus palabras agregamos que también lo está de libros valiosos que nadie cuida ¿es tu caso? Con estos consejos de expertos que hoy traemos para ti, podrás mantener tus libros como nuevos siguiendo rutinas básicas. ¿Estás listo para empezar a seguirlos?

¡Aquí vamos!

6 consejos para mantener tus libros como nuevos

1. Procura que tus libros no reciban luz solar directa

Supongamos que tu biblioteca está provista de libros que en el futuro podrían valer el cuádruple de su precio. Ya sea porque llevan la firma de un escritor con una carrera en ascenso, o en un caso más particular, posees tomos raros que adquieren más valor a medida que pasan los años.

A lo que vamos, los amantes de los libros no solemos juzgar los libros por su portada, sin embargo, si te planteas vender algunos ejemplares teniendo las cubiertas deterioradas, los interesados -por razones lógicas- exigirán que reduzcas el precio, algo que seguro detestarías.

Para sacarles mejor provecho, los expertos en restauración y conservación de libros aconsejan ubicar un lugar donde la luz solar no apunte directamente hacia ellos, ya que los rayos UV envejecen el color de las tapas.

2. Vigila la temperatura

Un refugio ideal para mantener los libros como nuevos se conjuga de varios elementos, pero uno de los más importantes es la temperatura. Los lugares donde las temperaturas varían constantemente, como los áticos y garajes, son los menos indicados para conservar tus joyas literarias en buen estado. Lo recomendable es reservarlos en habitaciones libres de humedad, con temperaturas generalmente estables, para no dañarlos con moho o suciedad.

3. ¡Dales espacio!

¿Qué tan grande es tu colección de libros? ¿Envidiable? ¿No cabe ni un tomo más? Si es tu caso, los expertos hablan que la presión es una de las razones más comunes por las que la estructura de los libros se arruinan con el paso del tiempo. Si quieres conservar tus libros como nuevos, quizá sea momento de conseguir una nueva estantería que te permita hacer espacio para que los libros no se compriman entre sí.

4. Evita escribir en ellos

A menos que se trate de un autógrafo o que el libro haya venido con una dedicatoria hecha a puño y letra, escribir en la primera página es considerado un defecto antiestético por los coleccionistas. Por lo que, si es necesario hacer un garabato para apuntar una frase memorable o un dato que te preocupa olvidar, ¿qué tal si usas un lápiz con el que puedas borrar los trazos en algún momento? O mejor aún, puedes usar una agenda para registrar lo que quieras sin tener que alterar el libro.

5. Guardar recortes de periódicos en libros es una mala idea

Nos ha ocurrido que hurgando en bibliotecas viejas hemos encontrado recortes de periódicos ocultos en libros, sirviendo como una suerte de marcador de página. En efecto, un pedazo de papel periódico puede ser una alternativa al alcance de la mano que nos saca de apuros si no tenemos nada más con qué marcar una página, pero este material posee un alto contenido ácido que deja sombras naranjas y destruye las hojas de los libros gradualmente. ¿Vale la pena usarlo?

6. Usa marcadores de páginas, pero recuerda extraerlos cuando ya no hagan falta

¿Qué tal si reemplacemos el papel periódico por un marcador de página? Pero no olvides retirarlo cuando ya no lo necesites si deseas mantener tus libros como nuevos. Dejar los marcadores de página olvidados en capítulos que nos prometimos leer durante las vacaciones de verano, pero que no cumplimos, pueden generar una presión indebida y así rasgar y dañar los contornos de los textos.

Por una larga vida a nuestros libros que nos han hecho llorar, reír, recordar, aprender y viajar a otros mundos, vale la pena seguir estos consejos, ¿no te parece?

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *