8 fotos de las atletas olímpicas que nos recuerdan que no existe un cuerpo “ideal” o “perfecto”

Muchas reciben burlas por sus cuerpos que no se ajustan a lo que conocemos como “en forma”, y son las mejores del mundo en el deporte. Independiente de la apariencia, todos merecemos respeto y valor.

La gran mayoría de las personas crecemos pensando que el sinónimo de estar saludable es ser delgado, cuando no necesariamente es así. Es que los estereotipos de belleza han calado tan fuerte en nosotros, promoviendo un “ideal” de cuerpo que muchas veces es extremadamente difícil de conseguir, y que incluso nos ha llevado a obsesionarnos con la delgadez, haciendo dietas absurdas o “matándonos” en el gimnasio.

Pero lo cierto es que los hábitos de vida saludables y la talla no tienen una relación tan directa como parece.

Es más, la mayoría de las personas delgadas simplemente lo son gracias a su genética y nada más. Quienes son en realidad personas saludables, son quienes mantienen una alimentación balanceada y hacen ejercicio a diario, independiente de su tamaño.

¡Los hábitos saludables no siempre nos van a llevar a adelgazar!

Y los atletas olímpicos son el mejor ejemplo de ello.

Seguramente si has seguido los Juegos Olímpicos de Tokio, habrás notado la gran diversidad de cuerpos entre los deportistas… ¡Y todos son totalmente válidos! Pues no existe un modelo de “atlético” o “saludable”.

Si bien hay muchos que son delgados y tienen los músculos a la vista, hay otros que no lo son y de todas formas son los mejores en sus disciplinas. ¿Ya ves? La falsa creencia de que hay que estar delgado para estar saludable es la excusa perfecta para perpetuar la gordofobia.

Es más, muchos de los atletas de gran tamaño son discriminados por no lucir como se piensa que es estar “en forma” cuando entrenan por horas y tienen un rendimiento excelente en sus deportes.

Por eso mismo, intentando destruir esa creencia, aquí te mostramos algunas imágenes de las atletas olímpicas que nos recuerdan que no existe un cuerpo “ideal” o “perfecto” y que todos merecemos respeto, valor y validez independiente de nuestra apariencia:

1.

2.

3.

4.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *