Amenazó a madres y bebés por redes sociales. Dijo que los golpearía si amamantaban frente a ella

Algo tan natural como amamantar muchas veces es juzgado si se hace en público. Esto, porque el cuerpo femenino está tan sexualizado en esta época, que para muchos supone un acto que debe permanecer en el ámbito privado e incluso íntimo, y desafortunadamente son muchos los que apoyan esta postura.

Tal como hace Carly Clark, una mujer de Spartanburg, Carolina del sur, que amenazó públicamente con golpear a las madres que amamanten delante de ella. 

¡¿Qué?!

Sí, tal como lees.

Esta mujer que trabajaba en una sucursal de la tienda de mascotas Petsense en Gaffney, al parecer estaba harta de ver a madres amamantando mientras paseaban viendo a los animales o pensando qué comida o juguetes comprarles a sus mascotas para llevar a casa.

Por eso, usó sus redes sociales personales para descargarse y escribió un mensaje que no dejó para nada contenta a otras mujeres: 

“No lo siento. La próxima mujer que intente asomar su pecho para amamantar delante de mis hijos obtendrá un ojo morado. Mueve al bebé porque también lo golpearé”

Y debido a lo grave de su amenaza, varias mujeres comenzaron a difundir su mensaje para que se hiciera conocida y le llovieran las críticas. Así, rápidamente salió a la luz que la mujer trabajaba en la reconocida tienda de animales y los mensajes en contra de su opinión también empezaron a afectar al recinto.

Así que luego la sucursal publicó una declaración en sus redes sociales diciendo que:

“Petsense exige los más altos estándares en conducta ética y personal de nuestros empleados. Absolutamente nunca toleraríamos la violencia, tal como la publicó recientemente un antiguo empleado de Petsense. Estas son sus opiniones individuales y no reflejan las opiniones de Petsense o sus empleados. Esta persona ya no está empleado por Petsense. Pedimos disculpas sinceramente a todos aquellos que se han visto afectados por esta situación”.

Entre las afectadas estuvo Jessi Vogel, una mujer y madre que se sorprendió tanto con la queja de Carly que quiso hacerle saber que estaba mal. “Ver a otra mujer con niños decir que está dispuesta a golpear a otra por alimentar frente a sus hijos, realmente nos lleva un paso atrás, sobre todo viniendo de una mujer” escribió, y aprovechó de destacar que si tanto le molesta que sus hijos vean otros senos, debe tomarse tiempo para explicarles que es normal y que así se alimentan los bebés cada vez que tienen hambre, sin importar el lugar.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *