Amistad que trasciende: Hijos de 2 mejores amigas se enamoraron y se casaron. Se conocen desde bebés

Maddie y Adam, hijos de las mejores amigas, Ruth y Shery, se han visto desde que tenían 4 meses de vida, pero fue en la escuela secundaria que se enamoraron para siempre. “Había algo en ella que la hacía la mujer ideal”, dijo el novio.

Hay relaciones de amistad que duran toda la vida. Incluso, esas mismas relaciones, en ocasiones son tan fuertes que se pueden traspasar durante años entre los mismos hijos, la familia y las generaciones venideras.

De eso Ruth Cohen y Shery Rosenstein saben muy bien. Y es que estas dos mujeres son amigas desde la escuela secundaria, en California, Estados Unidos. De ahí en adelante esa amistad siguió creciendo junto con los años.

Pero nunca se esperarían que esa relación continuara floreciendo hasta en la vida de sus hijos. Esto porque hace poco la hija de Ruth, llamada Maddie, conoció al hijo de Shery, Adam, y supieron que eran el uno para el otro.

Los dos jóvenes, retoños de estas dos grandes amigas, se casaron en una gran boda, haciendo crecer esta relación de amistad que se ha mantenido a lo largo de los años.

Según información de People, las dos tuvieron a sus hijos casi al mismo tiempo, durante el año 1995. De ahí que lograron que sus hijos también se hicieran amigos y se conocieran desde pequeños. Por esto, Maddie y Adam han hecho amistad desde que tienen 4 meses de vida.

Estos dos jóvenes se veían cada cierto tiempo, un par de veces al año, cuando Ruth y Shery organizaban juntas en donde invitaban a sus familias.

Para Adam siempre fue muy fácil llevarse con Maddie, a pesar de que no se veían tan seguido. Sin embargo, fue cuando cumplieron 14 años que comenzaron a hablar más y se comunicaron a través de teléfono y de llamadas en Skype.

Adam se dio cuenta que estaba enamorado de Maddie cuando iban en la escuela secundaria. Su amistad le hizo tener seguridad que siempre podía contar con ella.

Ella era la amiga con la que podía hablar sobre todo, incluso sobre las cosas de las que no quiero hablar con ella (…) Había algo en ella que la hacía la mujer ideal y perfecta a mis ojos“, dijo el joven, quien no dudó en invitar a su amiga para la fiesta de graduación.

Luego tuvieron que estar separados por la universidad, pero a pesar de la distancia sabían que sentían cosas el uno por el otro. En una oportunidad Maddie visitó a Adam en su campus y tuvieron su primera cita de muchas.

Sus madres se mantuvieron al margen de la relación. Pero la mamá de Maddie le explicó que le dijo a su hija que había advertido que había salido “con varios chicos” y que “esto no es como los otros chicos. Si vas a salir con Adam, es especial y las familias están involucradas“.

Un poco antes de la boda, ambos comenzaron a vivir juntos en plena pandemia. Luego de eso, pudieron tener un momento especial junto a las familias de sus dos madres y mejores amigas, Ruth y Shery. “Me hace sentir tan cómoda y segura. Fue tan natural y fácil todo el tiempo“, cerró Maddie.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *