Anciano campesino pagó una operación de próstata con dos de sus gallinas. No tenía dinero suficiente

De acuerdo a Álvaro Ramallo, el especialista que atendió a este abuelo en Tarija (Bolivia), la operación iba a ser costeada por una fundación benéfica pero el anciano igualmente quiso honrar el trabajo de su médico. Él se mostró conmovido con el gesto y lo compartió en sus redes, donde se hizo viral.

Nos vamos a Tarija, al sur de Bolivia, desde donde trascendió un noble gesto de parte de un adulto mayor que necesitaba someterse a una cirugía de próstata.

De acuerdo a lo informado por el medio local Unitel, el hombre llegó a la consulta del doctor Álvaro Ramallo desde su localidad natal de Entre Ríos, ubicada unos kilómetros al este de Tarija, para hacerse la intervención. Si bien le advirtió al galeno que no tenía dinero suficiente para pagar la operación, sí le ofreció una solución muy propia de los sectores rurales: darle dos de sus gallinas a cambio.

El doctor Ramallo le comentó que la operación sería costeada totalmente por una institución benéfica y que él no tendría que pagar nada, pero el abuelo insistió en cumplir con su parte del trato y le entregó las gallinas de todos modos. Ramallo acudió a Facebook para contar la historia y publicar unas cuantas imágenes del encuentro.

“Muy emocionado y feliz. Este abuelito no tenía dinero para operarse de la próstata, a lo que le respondí que lo íbamos a operar por la fundación Dr. José Ramallo Guillén, pero tal fue mi asombro cuando sacó de regalo dos gallinas para retribuirme la atención. Esto me emocionó y conmovió mucho”.

—Dr. Álvaro Ramallo en Facebook—

Esta historia tocó de cerca a Álvaro, ya que él siempre vio en su padre también médico un ejemplo a seguir, y varias veces en el pasado él recibió gallinas o huevos a modo de retribución.

Por lo mismo, el acto de este anciano fue una suerte de homenaje póstumo al padre del Dr. Ramallo, quien escribió que su progenitor estaría “feliz de saber que he seguido tus pasos en el bienestar de esta linda gente ‘chapaca’, humilde y sencilla”.

Pero independiente de su ternura y sentido genuino de compromiso, hay que destacar la rectitud del anciano: aunque le dijeron que su operación sería gratuita, él igual quiso agradecer la labor del médico a su propia manera.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *