Arabia Saudita permite a sus mujeres vivir solas sin permiso de su “guardián”. Podrán ser autónomas

El sistema de protección masculina del país hizo que cada mujer tenga un hombre “guardián” que tomara las decisiones por ella, incluso la de su vivienda. Si bien con este cambio la sociedad saudí se está modernizando en cuanto a derechos femeninos, en el país aún hay “poco espacio para seguir avanzando”, según expertas en género.

Si bien a nosotros los occidentales nos parecería muy raro que esta noticia sea una novedad aquí —hasta indignante—, en su lugar de origen significa un gran cambio paradigmático en cuanto a la figura de la mujer en la sociedad y sus derechos invulnerables.

Nos vamos a Arabia Saudita, donde la posición de la mujer está absolutamente subyugada a la del hombre por razones culturales y religiosas. Por lo mismo, este cambio en su funcionamiento es de gran importancia: ahora, las autoridades permitieron a las mujeres la elección de vivir solas sin necesitar autorización de su padre o su “guardián” masculino.

Esta medida, introducida a la sociedad saudí mediante una modificación legal aprobada por la corona local, significa que las mujeres ahora tienen derecho legítimo a vivir en un lugar distinto al de sus padres o tutores masculinos, de acuerdo a The Gulf News.

“Una mujer adulta tiene el derecho a elegir dónde vivir. El guardián de una mujer puede reportarla únicamente si tiene evidencia que pruebe que ella cometió un crimen”, señala la nueva disposición, que complementa otro decreto aprobado en 2019, donde se permitía a las mujeres viajar al extranjero sin la aprobación de su guardián; esto se dio luego de que varias mujeres saudíes tuvieran intentos fallidos de escapar de sus tutores.

¿Cómo funciona esto de los guardianes y por qué sigue existiendo este modelo? Bajo el modelo de protectorado masculino del reino de Arabia Saudita, las mujeres son consideradas como menores de edad y, por lo tanto, deben estar a cargo de un hombre que es su autoridad y quien toma sus decisiones. Generalmente, el “guardián” de las mujeres es su padre, su marido o incluso su propio hijo.

Otros de los cambios importantes que se dieron en esta ocasión fue el otorgamiento del derecho de la mujer a registrar el nacimiento de su hijo, casarse o divorciarse y también poder optar a documentos legales de familia.

Por otra parte, las mujeres saudíes también podrán asumir como guardianas de niños y niñas pequeñas, en una serie de cambios respecto a sus derechos que tomó más fuerza en los últimos dos años.

“El mundo se está enterando de que Arabia Saudita se está modernizando en cuanto a los derechos de la mujer. Pero la realidad es que si no existe un movimiento organizado por mujeres para resguardar estos derechos, ni un ambiente en el que las mujeres puedan exigir sus derechos de forma abierta y segura, no hay mucho espacio para seguir avanzando”.

—Hiba Zayadin, investigadora de la organización Human Rights Watch, en una columna de 2020—

Esperamos que una sociedad tan tradicional y machista como la saudí pueda seguir modernizándose y dándole más espacios de independencia y potestad a la mujer. En esta época, un trato contrario a eso simplemente no puede ser aceptado.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *