Argentinos acusan a Dragon Ball de violencia de género y la sacan de la TV. No sería un buen ejemplo

La denuncia, hecha por el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, surgió por una escena de “Dragon Ball Super” en donde el polémico Maestro Roshi acosa a una adolescente y no respeta sus deseos de distancia. Por lo mismo, Cartoon Network canceló la emisión del programa en el país.

Los tiempos de hoy en día requieren que podamos analizar nuestros estímulos del pasado y ver si se pueden acoplar a este nuevo panorama social, en donde prima el respeto a la figura de la mujer y la condena de actitudes machistas y sexistas en todo ámbito.

Dicho esto, era lógico que en algún minuto Dragon Ball saliera a la palestra. Si bien es una serie que muchos de nosotros seguimos en nuestra infancia y adolescencia y que está incrustada en nuestras mentes, hay que saber reconocer que tiene algunas escenas que simplemente se pasan de la raya.

Hace unos meses ya se tocó este tema en Valencia (España) y el canal local que emitía la serie la quitó de su parrilla programática por ser “una mala influencia” para los más pequeños.

Y ahora, una decisión similar se tomó en Argentina, donde el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires decidió hacer una denuncia de violencia simbólica sobre un capítulo de Dragon Ball Super, en donde el Maestro Roshi muestra una actitud de perversión e insistencia ante una joven en ropa interior.

En la mencionada escena, Roshi incurre en una conducta de “abuso y sometimiento por parte de un adulto mayor hacia una adolescente”, en donde se naturaliza “la vulneración” de la niña y también la inoperancia de los testigos que ven la escena desde un costado.

Por lo mismo, Cartoon Network —la emisora que se encarga de transmitir Dragon Ball Super en el país— decidió quitar el programa de su parrilla argentina hasta nuevo aviso y advirtiendo que, en caso de volver, se hará una revisión de todo el contenido para editar y censurar este tipo de conductas.

Y es que claro, si uno ha seguido la saga de Dragon Ball desde el comienzo, sabrá que el Maestro Roshi incurre en varias conductas sexistas y violentas hacia la integridad de mujeres y adolescentes en la serie, sobre todo en sus inicios. Y este abuso es algo que ha sido fuertemente cuestionado en los últimos años, ahora con esta nueva perspectiva sobre el contenido que consumimos y que normalizamos.

Seguramente habrá varios que reaccionen con rabia ante esta medida, alegando en contra de la pseudo “generación de cristal” y su “intolerancia”, pero ni siquiera se necesitan dos dedos de frente para darse cuenta de que las conductas de Roshi son tremendamente reprochables y no deben replicarse bajo ningún punto de vista.

Si la sociedad avanza, ¡el contenido que vemos también debe hacerlo!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *