Chica de 19 años se enamoró de un hombre de 61 y sus papás llamaron a la policía. Lo querían preso

A pesar del rechazo inicial de los padres de la joven, Audrey Cheyenne-Smiley Moon se casó con Kevin y planean irse a vivir juntos. “Él es mi alma gemela y eso es algo por lo que vale la pena luchar”, dijo ella.

Dicen que para el amor “no hay edad“. Sin embargo, no siempre hay personas que aceptan algunas relaciones cuando éstas tienen diferencias de edad muy grandes entre quienes llevan adelante esa relación. Y algunos de los primeros en oponerse en ciertos romances son los padres. 

Eso le ocurrió a una joven oficial de policía militar de 19 años, Audrey Cheyenne-Smiley Moon, quien se enamoró de un hombre de 61 años, llamado Kevin, a quien conoció a través de una aplicación de citas, según informó Daily Mail.

Ambos notaron que se llevaban muy bien, a pesar de la diferencia de edad de 42 años. Eso escaló rápidamente, y en 2020 comenzaron su relación que fue muy resistida por los padres de la joven, quienes se oponían rotundamente. 

Fue tal el rechazo de sus padres hacia Kevin que, según contó la joven, éstos llamaron a la policía cuando supieron que ella había iniciado una relación con él, para que fuera arrestado.

Tras haber conversado unos meses en línea y haberse dicho por primera vez “te amo“, ambos se conocieron en persona en julio de 2020, y de ahí en adelante esta historia de amor no ha terminado, a pesar de que los padres de Audrey no quieran a Kevin.

Lo que hace que nuestra relación sea tan grandiosa y perfecta para nosotros es nuestro amor cada vez mayor el uno por el otro“, dijo Kevin, quien tuvo un matrimonio anterior del cual nacieron dos hijos, uno de 16 años y otro de 23 años.

Al comienzo Audrey ocultó a Kevin de su familia y solamente se lo había presentado a sus amigos, pero según ella no pudo “soportar el estrés” del secreto. Cuando ocurrió el episodio con la policía la joven sintió “miedo“, pero con el pasar de los meses ese temor se fue diluyendo.

Kevin estaba listo para defender lo que creía, y ahora, después de conocerlo, a mi familia le agrada más“, explicó la militar.

Hasta ahora, según ella, no han recibido comentarios de extraños en la calle, “pero hemos recibido miradas“. Aún así, no les importa lo que las otras personas puedan pensar. De hecho, se casaron este año y ahora están planeando tener un bebé.

Ambos viven separados aún, ya que por temas del trabajo de Audrey ha tenido que viajar mucho. Pero el próximo año se irán a vivir juntos. “Tratamos de centrarnos en aquello por lo que estamos luchando. Hablamos siempre sobre el futuro que podemos tener juntos“, dijo Audrey.

Cuando Kevin pueda jubilarse será el momento perfecto para pensar en la casa propia, según explicó la joven oficial. “A veces estamos tan felices que nos ponemos a llorar (…) Él es mi alma gemela y eso es algo por lo que vale la pena luchar. El amor es infinito e indescriptible“, cerró.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *