Cliente le regala una casa a empleada de Dunkin’ que estaba en la calle. La atendía cada mañana

Ebony Johnson es madre de tres hijos y recientemente la habían desalojado de su hogar. Ahora gracias a su fiel clienta, Suzanne, podrá pasar Navidad bajo su techo propio.

Estar en casa, con la chimenea prendida cuando hace frio, tomándose un buen café y sentarse a leer en la sala de estar puede parecer una escena muy cotidiana del día a día, pero para Ebony Johnson era más bien un sueño lejano que su realidad. La mujer, madre de tres hijos, había sido desalojada de su hogar y estaba en la calle, hasta que llegó una sorpresa.

Ebony Johnson es empleada de la cadena de rosquillas, Dunkin’ Donutts. La madre soltera ha trabajado en el mismo lugar por años, y como es frecuente, vio entrar a los mismos clientes una y otra vez. Ebony ya era una cara familiar en el local.

Suzanne Burke, fanática del buen café y las rosquillas va cada mañana a la tienda donde atiende Ebony. Todos los días pasa por el servicio de automóviles del lugar para ordenar lo mismo. Ebony siempre es quien la atiende y es rutina para ambas conversar mientras el café se prepara. Las mujeres llevan más de tres años repitiendo dichos encuentros, tanto así, que se volvieron amigas.

Como ya era cotidiano entre Ebony y Suzanne charlar cada mañana, en una de esas conversaciones, la vendedora de café le contó a su clienta a su triste historia: Era madre soltera de tres pequeños y recientemente la habían desalojado de su hogar, quedando en la calle. Suzanne, conmovida por el relato de su amiga, supo de inmediato que tenía que hacer algo para ayudarla.

La fiel clienta de Dunkin’ Donuts movió cielo, mar y tierra para poder encontrar un hogar para Ebony, hasta que lo logró. En conjunto con New Life Furniture Bank, Burke encontró una casa y la amobló completa, para regalársela a su amiga de cada mañana.

“Solo quería ver si podía ayudarla a mejorar su vida y la vida de sus hijos. Quería asegurarme de que tuvieran una vivienda estable, para que ella pudiera continuar brindando el excelente servicio que hace en Dunkin’”.

Suzanne Burke a WCPO

Cuando Ebony obtuvo las llaves de su nuevo hogar y entró por primera vez en él, rompió en llanto por la gran emoción que sentía. Por fin tendría un techo que proporcionarle a sus hijos. “Estoy tan agradecida de que estemos de regreso en una casa”, comentó la vendedora a WCPO.

Gracias al maravilloso actuar de Suzanne Burke, ahora podrá seguir compartiendo cada mañana con Ebony, sin preocupaciones de por medio.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *