“Con mucho frío y llorando”: Niño caminó 3 km a su escuela porque un chofer no le aceptó su dinero

Ashton, un niño de 11 años que vive en Gales, quiso pagar con 5 dólares escoceses, pero el conductor se negó a recibirlos. “Cualquier cosa podría haber pasado en esa ruta”, aseguró su madre, quien reclamó a la empresa de transporte.

Hay padres que por su estricto horario laboral y para no llegar atrasados a sus trabajos deben hacer que sus hijos vayan solos a la escuela. Para eso les entregan dinero a sus retoños para que éstos tomen el autobús hacia sus lugares de estudio.

Pero esto algunas veces puede ser riesgoso, ya que más allá de que podría ayudar al niño a desenvolverse en algunas situaciones cotidianas, los niños podrían pasar por situaciones las cuales no logran solucionar con eficacia.

Hace poco sucedió algo así en la ciudad de Conwy, Gales, en donde un niño de 11 años, llamado Ashton, tuvo que irse caminando a su escuela porque el conductor de autobús no le aceptó cinco dólares escoceses, según informó Daily Star.

Esta situación fue denunciada por la madre del niño, llamada Kelly Mercer, quien contó que su hijo se fue llorando a la escuela luego de haber sido bajado del bus. De hecho, el menor tuvo que caminar un poco más de 3 kilómetros, entre puentes y carreteras muy transitadas, para poder llegar hasta su colegio.

Según explicó la mujer, siempre envía a su hijo a través de una aplicación de transporte, llamada Arriva, pero la mañana en que sucedió el problema con el conductor ésta no estaba funcionando correctamente.

Le di un billete de 5 dólares con la esperanza de que la aplicación funcionara al día siguiente (…) Desafortunadamente, resultó ser un billete de dólares escoseses“, contó la mujer.

El conductor no le aceptó el pago y el joven fue separado de sus amigos, para que abandonara el bus. “Ashton solo llevaba dos semanas en la escuela y tiene 11 años (…) Se fue caminando a la escuela que está a poco más de 3 kilómetros de la parada de bus con mucho frío y llorando“, agregó Kelly.

La mujer se sintió muy decepcionada por la acción del chofer ya que “cualquier cosa podría haber pasado en esa ruta a la escuela”. Hasta ahora Kelly se puso en contacto con la empresa, pero ésta no ha respondido por lo sucedido con su hijo. “Ese conductor debe sentirse avergonzado de sí mismo”, cerró la mujer.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *