‘Deben pedirle permiso’: mujer prohíbe a sus suegros besar a su hija de 2 años

La madre dice que no obligará a su pequeña a besar a la gente si ella no tiene deseos de hacerlo.

La historia que te contaremos a continuación se repite con mayor frecuencia y aplaudimos que así sea. Cada vez más madres y padres de familia cuidan a sus pequeños tomando en cuenta que las estadísticas a nivel mundial indican que en la mayoría de los casos de abuso sexual a menores de edad, los agresores son familiares cercanos.

Aunque la decisión de los progenitores sea criticada, lo que se quiere es enseñar a los niños y niñas a que nadie tiene derecho a tocarlos o besarlos sin su consentimiento. Esto sucedió con una joven madre en Australia, quien prohibió a sus suegros besar a su hija de dos años sin el consentimiento de la pequeña lo que provocó críticas en los usuarios de redes sociales.

‘Primero le deben pedir permiso a ella’

A través de TikTok, la madre explicó por qué es que prohibió no sólo a sus suegros, sino a cualquiera que se acerque a su hija de dos años, acercarse a ella para besarla.

“Como madre, practico el consentimiento con mi hija y esto es algo que realmente me ha estado molestando. ¿Podemos empezar a normalizar el hecho de que los niños no tienen que besar a los adultos?”, refiere Brittany a través de este video que se viralizó rápidamente en redes sociales tras ser subido a TikTok

Lo molesto de esta situación, explica ella, es que sus suegros han pasado por alto esta decisión, abrazando y besando a la niña traspasando los límites de su cuerpo de todos modos. Indica que cuando la pequeña no quiere darles un abrazo, ellos responden con un “¿Qué? ¿Tenemos que pedirte un beso y un abrazo?”.

Los adultos tienen que regular sus emociones

Brittany ha argumentado en múltiples ocasiones que la generación mayor no se tomó nunca el tiempo de aprender a regular sus emociones y que la pequeña tiene todo el derecho de decidir sobre su cuerpo desde pequeña.

“Los sentimientos de nadie serán más importantes que el derecho de mi hija de decidir sobre su propio cuerpo. No tienes que sacrificar tus límites con el fin de aliviar la incomodidad de los demás”, explicó también en este video en TikTok en el que incluso la llaman “exagerada”.

Su punto de vista se unió al de Ursula Wagner, de la organización social Family Works, quien dijo que forzar a los niños y a las niñas a besar y abrazar a los adultos, es enviarles un mensaje erróneo, pues percibirán que habrá ocasiones en las que no pueden decidir qué hacer con su cuerpo.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *