Depila uniceja a su niña de 5 años para evitar que la molestaran

Es aceptable por la sociedad que las mujeres al llegar a su etapa de adultez se realicen ciertos retoques y cambios estéticos para sentirse dentro de los parámetros exigidos por la sociedad.

Parámetros que han sido llevado en algunos casos al extremo de lo moralmente aceptable, pero que aún así los seguimos.

Tal es el caso de estos padres que aunque no estuvieron de acuerdo del todo accedieron a permitir que su hija de 5 años se depilara y así lograr quitar su uniceja.

“Ya iba a empezar en el colegio y como madre me sentía asustada porque se que los niños son los más crueles a la hora de decir las cosas, son niños y sin intención pueden decir palabras verdaderamente hirientes. Ya mi hija con tan solo 5 años se consideraba una niña fea, ya que sus primas se burlaban de ella».

Esta madre preocupada por la salud emocional de su pequeña se planteo la posibilidad de usar la depilación.

“Yo no estuve de acuerdo con eso, como su padre yo la veo perfecta tal cual como es y si en el colegio los niños la ofendía pienso que hablando con ella, fácilmente entendería. Someterla a esta edad a depilarse las cejas no me parece del todo correcto». Comento su padre.

Pero su esposa sentía temor del bullying que su pequeña podía llegar a sufrir. Las niñas y sobre todo a la edad de 5 años no deberían estar interesados en los temas de belleza, pero en este caso se piensa que la determinación de esta madre va más allá que un simple estándar de “belleza» impuesto por la sociedad.

“Mi hija es hermosa tal cual como es pero me preocupa que su salud mental, emocional y autoestima se vea vulnerable, no importa que tanto apoyo emocional le brindemos en casa si al momento de pisar el colegio todos sus amigos se burlan de ella».

Esta iniciativa fue bien aceptada por la adorable pequeña que desde el primer momento en que se vio en el espejo brinco de felicidad.

“Ya tengo dos cejas» gritaba de alegría, no lo podía creer.

Para esta madre fue suficiente ver a su hija tan feliz con un pequeño cambio.

“No permití que le sacaran las cejas ni le dieran forma, simplemente pedí que le quitaran la uniceja que tenia, esos vellitos estaban demás”.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *