Deportista fue al médico por un dolor de espalda y le dieron pocos días de vida

La británica pensó que tenía un desplazamiento de disco y se encontró con un cáncer de pulmón terminal.

La vida de Becca Smith cambió cuando fue al médico por un dolor de espalda y tras los exámenes se enteró que le quedaban pocos días de vida.

Todo sucedió en 2020 cuando Becca Smith fue trasladada a un hospital tras perder la vista y presentar fuertes migrañas. Esto hizo que no pudiera seguir realizando sus entrenamientos.

Tras los exámenes, los médicos le contaron que, a pesar de que no era fumadora, tenía cáncer de pulmón en etapa cuatro. Le dieron dos semanas de vida porque la enfermedad se había extendido hasta su columna vertebral, cerebro y cráneo.

Con el pasar de los días, Becca Smith fue trasladada a su casa, donde su hermana gastó en remedios a base de hierbas, incluidos aceites de cannabis y jugos curativos.

Por ahora, Becca Smith toma un fármaco llamado Alectinib que la mantiene “estable” y prolonga su vida. La deportista no sabe cuál es su pronóstico en la actualidad.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *