El cargo que ocupas no te puede restar en humildad y educación

Todas las personas tenemos el mismo valor, el ocupar un cargo superior no te hace más o mejor persona.

Parece ser que en este mundo las oportunidades están reservadas para las personas adineradas, la persona de escasos recursos tienden a ser marginadas y dejadas en olvido, porque no tienen voz ni voto.

Si eres una persona educada y humildad, con toda seguridad la vida te lo sabrá recompensar con abundancia y prosperidad.

En algún momento de tu vida, podrás llegar a ocupar cargos importantes y tener personas bajo tu mando, y la forma en cómo trates a los mismos te definirá como persona y esto te llevará a alcanzar la cima del éxito o el infierno del fracaso.

 

Sé siempre un buen líder, y nunca olvides de dónde vienes y los valores que te inculcaron en casa

Cuando tengas esa bella oportunidad de ser líder, transmite siempre buena energía. Nunca te enfoques en los problemas o falencias de las personas, mejor ayuda a potenciar cualidades y apoya a esas personas que lo necesitan con mucho respeto y humildad, esto hará que tu equipo de trabajo te sienta muy cercano.

La soberbia no es buena compañera, recuerda que así como hoy estás en un buen momento de tu vida y te sientes muy alto, mañana podrías fácilmente estar en lo más bajo por culpa de tus actos y tu manera de ser.

La humildad la debes llevar en el corazón, saludar a aquellas personas que ocupan cargos de menor importancia que el tuyo, no te hará menos persona, por el contrario te forjará aún más como un ser que irradia respeto y buenos modales.

El respeto y los méritos se tienen que ganar, nada en la vida es gratis, es por ello que si te dedicas a ser buena persona, nunca faltará nada en tu vida.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *