Encontraron auto de estudiante desaparecido hace 45 años en EEUU con sus documentos. Pistas claves

Kyle Wade Clinkscales tenía 22 cuando manejaba a Auburn en 1976, pero nunca llegó. Recién este año hallaron su auto con sus tarjetas y restos humanos, que serán analizados para comprobar si se trata de él realmente.

Existen incontables casos de crímenes sin resolver en el mundo y que terminan convirtiéndose en un misterio. Algunos toman hasta décadas de investigación y nunca se llega a una conclusión debido a falta de pruebas importantes o incluso la misma víctima.

El martes 7 de diciembre de este año alguien encontró un auto sumergido en un arroyo de Alabama (Estados Unidos) y dio aviso a la policía. Los investigadores analizaron el vehículo y revelaron que le pertenecía a Kyle Wade Clinkscales, quien desapareció en 1976 cuando era tan solo un estudiante de 22 años.

Nunca se supo qué fue de él mientas regresaba a la ciudad de Auburn desde LaGrange, ya que se le perdió el rastro y desde entonces comenzó una extensa investigación en la que, 45 años después, recién se encontró una pista clave.

En aquel año la policía tampoco tuvo más pistas del vehículo por el que se fue, por lo que sin hallar al protagonista de esta historia ni tampoco algo que haya sido suyo, no se podía obtener un resultado para nada certero. Dentro del auto encontraron lo que parecerían ser restos humanos junto a una identificación y tarjetas de crédito, como informó el alguacil del condado de Troup, James Woodruff, según BBC.

“Durante 45 años, hemos buscado a este joven y hemos buscado este auto”, dijo el aguacil en una conferencia de prensa, de acuerdo a la misma fuente.

El oficial aseguró que buscaron por distintos lagos y más lugares, como también han planteado teorías que no dieron frutos, pero los restos serán analizados para comprobar si realmente le pertenecen a Kyle.

De ser así, procederán a investigar cuál fue su causa de muerte. “¿Lo asesinaron y lo dejaron allí? ¿Se salió de la carretera y chocó allí? Eso es algo que esperamos descubrir, pero han pasado 45 años”, contó James Woodruff, según BBC.

Los padres de Kyle siempre tuvieron fe de que aparecería, pero ellos ya fallecieron y sin obtener respuestas. En caso de verificarse la identidad, deberían sentirse aliviados de saber dónde estuvo y qué ocurrió realmente.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.