“Encontré a mi bebé”: Hombre que fue secuestrado hace 33 años se reencontró con su madre biológica

Li Jingwei pudo encontrar a su madre gracias a los dibujos que hacía de su aldea cuando era pequeño, los cuales subió a internet. Las autoridades les hicieron pruebas de ADN que confirmaron su parentesco.

A lo largo del mundo existen muchas personas extraviadas que, lamentablemente, han sido presa de distintas mafias que se dedican a la trata de personas. Muchos de ellos son secuestrados desde muy pequeños y separados de sus padres a la fuerza.

A Li Jingwei le ocurrió esto cuando solamente tenía 4 años. Lo más terrible es que fue secuestrado por alguien que no era un desconocido, sino que era un hombre conocido en la aldea en donde él y su familia vivían en la década de 1980.

Según información de CNN, Li terminó viviendo con otra familia en la provincia central de Henan, en donde creció junto a otras personas que no era su familia biológica. Aún así, Li recordaba que antes vivía en otro lugar, pero no recordaba el nombre de sus verdaderos padres o el nombre de su pueblo.

A pesar de no tener la capacidad para volver, ya que no tenía mayor información de su vida anterior, Li recordaba cómo era su pueblo y cómo estaba distribuido. De esta forma, cada vez que estaba triste dibujaba su anterior aldea con lujo de detalle.

Aquellos dibujos contenían todas las características de los paisajes, como las vacas, los caminos, los ríos e incluso las carreteras y las casas.

Hace unos días Li decidió hacer pública su historia motivado por las distintas noticias que aparecían en los medios sobre niños que habían sido secuestrados y se reencontraban con sus padres. Fue entonces que dibujó un boceto de su pueblo, tal cual como lo hacía de niño, y lo subió a las redes sociales.

Han pasado tantos años, no sé si alguien de mi familia me está buscando (…) Quiero volver a ver a mis padres mientras todavía están aquí“, explicó en un video que subió a la red social Douyin.

Su caso comenzó a tomar fuerza y las autoridades locales identificaron a una mujer que podía ser la posible madre biológica de Li. Luego de unas pruebas de ADN, se confirmó que ambos eran madre e hijo.

Mi madre y yo tenemos los mismos labios, incluso mis dientes“, comentó Li cuando supo que se trataba de ella.

Tras un par de semanas madre e hijo pudieron reencontrarse finalmente, gracias a la investigación de las autoridades y de usuarios que participaron en internet. “Finalmente encontré a mi bebé“, comentó su madre en el momento del esperado reencuentro.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *