Enseñar a los niños el valor de las cosas y no el precio, les abrirá mil puertas

Enseña a los niños a ser felices, no a ser ricos. Hazles saber que el valor de una persona no está en lo que tiene o deja de tener fuera, sino dentro.

Ser feliz poco tiene que ver con lo material

La felicidad para un niño está en los detalles y en las cosas simples de la vida. ¿Y si le mostramos el valor del esfuerzo puede generar bienestar a lo largo de su vida y que el dinero es sólo un medio? 

Así como la felicidad la experimentamos de manera personal, los niños tienen que ser tratados con amor, comprensión y respeto para que descubran que ser feliz viene desde el interior. 

Un niño que sabe el valor de las cosas podría ser un adulto feliz

Cuando un niño conoce el esfuerzo, el trabajo y el valor de las cosas le estás dando las herramientas para el futuro y podrá manejarse como un adulto que podría trabajar por sus sueños. 

No se trata de que comprenda el valor del dinero, sino que entienda para que sirve y como se obtiene, pero no compra cariño, valores o amor. Sin embargo, enseñar a un niño que el trabajo diario es la respuesta para alcanzar sus sueños podría hacer una gran diferencia en el futuro. 

Claves para inculcar el valor del esfuerzo

¿Y cómo hacerlo? ¿Qué puedo dejarle al niño para que lo aprenda?  SI bien como tutores, padres, hermanos o tíos tenemos una relación emocional con los pequeños, estas ideas podrían ayudarnos a crear dinámicas para que conozcan el valor de las cosas, antes que lo material:

  • Cada cosa que podamos brindarles debería ir acompañada para reforzar una conducta positiva del niño
  • Predicar con el ejemplo: Si ellos ven que te esfuerzas y trabajas para alcanzar tus metas, asumirán que esto es algo normal y podrán internalizarlo. 
  • Haz que se sientan cómodos y dales incentivos cuando alcancen un pequeño logro. El incentivo puede ser un abrazo, palabras de aliento y no necesariamente material. 

Refuerza el valor a través del juego

Una de las cosas que los adultos olvidamos es el juego y esto puede llenar de aprendizajes a los más pequeños. Si quieres que tu hijo o sobrino pueda aprender más acerca del valor del trabajo y la felicidad, tendrá que aprender a reconocerlos. Estas son algunas ideas que podrían ayudarte a pasar una tarde divertida:

  • Elabora una caja de tesoros que vayan encontrando en las salidas al parque. Con los “tesoros” podrás construir historias o juegos. El objetivo es que descubra que podemos encontrar maravillas en los lugares más inesperados.
  • Preparen regalos manuales porque verán el esfuerzo y el trabajo al tener algo que has formado con tus manos. 
  • Personaliza los regalos con algo personal, puede ser su huella digital o su mano entintada. La idea es que siempre pueda agregar esos toques únicos que otras personas puedan valorar. 

Estos son algunas tareas e ideas que podrán compartir en familia y que incrementarán la curiosidad y conocimiento sobre “el valor de las cosas”, por que no todo es material, pero sí lleva trabajo de por medio. 

Inspira a otros y comparte esta nota.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.