Escuela expulsó a una niña de 13 años porque “distraía con su vestimenta” a otros niños. Su padre salió a defenderla

Argumentaron que la vestimenta de la en ese entonces, adolescente de 13 años, Demetra Alarcón distraía a los niños, a pesar de que no mostraba nada indebido y que hacían más de 32 grados Celsius.

Todo ocurrió en una jornada escolar del 2017, cuando Demetra Alarcón, de en ese entonces, 13 años, asistió a la escuela secundaria Raymond J. Fisher en la ciudad de Los Gatos (en California), con un vestido corto azul. Sin embargo, en esa clase, de un 28 de agosto (hace casi exactamente 4 años), la maestra le llamó la atención porque era demasiado corto y que distraía a los niños. De esa manera, Demetra se vio obligada a llamar a su papá, Tony, quien le trajo pantalones cortos de jean y una camiseta sin mangas.

“Le pedí a Demetra que se inclinara y se tocara los dedos de los pies, justo en frente del administrador (…) Y yo dije, ‘No hay nada colgado. No hay nada inapropiado. No entiendo esta regla del código de vestimenta’ (…) Pero el administrador simplemente dijo que la ropa no era apropiada (…) Dijo que la ropa distraía a los niños”

– dijo Tony Alarcón a Today–

A raíz del código de vestimenta este padre tuvo que cubrir y abrigar a su hija cuando hacían más de 32 grados Celsius. Algo que le pareció sumamente discriminatorio y sexista. Debido a que mientras los niños varones pueden evitar el calor utilizando shorts y ropa más corta, las niñas se ven obligadas a utilizar atuendos largos y abrigadores. Sin olvidar, que producto de este episodio, Demetra estaba avergonzada y molesta. Decidiéndose Tony, entonces, a iniciar una campaña para cambiar el código de vestimenta del colegio.

“La sacan de la clase frente a todos… Ella es solo una niña. Tiene sólo 13 años. No es un símbolo sexual. Ella solo quiere estar cómoda y asistir a clases y no le estamos brindando esa oportunidad”

– contó Tony–

Argumentando que los padres deben decidir si la ropa de sus hijos es apropiada para la escuela o no, Tony Alarcón manifestó su preocupación en lo dicho por la maestra y la administración, ya que decirle a las niñas que su ropa distrae a los niños, podría perjudicarlas emocionalmente a largo plazo.

Todo por culpa de un manual, que prohíbe los pantalones cortos con entrepiernas de menos de 10 centímetros, al igual que las blusas sin tirantes y las camisetas sin mangas. Tony buscó que este código se adecúe al del estado de California, que no menciona lo de las entrepiernas ni lo de las correas o camisetas sin mangas.

“Fisher tiene una política de código de vestimenta, que es muy específica con la ropa. La mayoría de la ropa mencionada es ropa de mujer, como blusas sin mangas y tirantes finos (…) Hay que defender lo que es correcto y eso es lo que estoy haciendo”

– expresó Tony Alarcón a CBS News–

Posteriormente, se remitieron todas las solicitudes de Tony y los demás apoderados a la superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Gatos, Diana G. Abbati, quien explicó que “la vestimenta y el aseo apropiado contribuyen a un ambiente de aprendizaje productivo”, poniéndose en línea con la postura de la escuela de Demetra. Sin embargo, y lo último que se supo del caso, es que la escuela secundaria Raymond J. Fisher  había organizado una comisión para revisar el código de vestimenta de este establecimiento educacional.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *