Este niño de 12 años lleva más de un millón de árboles plantados

Su pasión por el cuidado del medio ambiente no tiene límites.

Los chicos son el futuro, de eso no caben dudas. Ellos traen consigo la conciencia y el amor por la naturaleza que tanto debemos imitar. La historia de un niño de tan solo 12 años de edad ha conmovido a millones de personas al rededor del mundo y es que, nos da verdaderas esperanzas para creer en un mundo mejor.

Este jovencito, que ha sido reconocido internacionalmente desde que tenía 9 años por su misión de frenar el cambio climático. Lo cierto es que, Feliz Finkbeiner, fundó una organización a la que llamó ‘Planta por el Planeta’ la cual tiene como objetivo formar un ejercito de niños y jóvenes, a nivel mundial, que se comprometa a plantar árboles.

Esta iniciativa, tiene como protagonistas a más de 100.000 niños que se han sumado en tanto “embajadores del clima” en la lucha por preservar la vida natural del planeta.

Lo que comenzó como un sueño, es hoy una realidad

Este joven ha realizado un trabajo incansable no solo en la plantación de árboles sino por medio de sus palabras. En la búsqueda por llevar conciencia e inspirar a la población a tomar medidas contra el cambio climático, ha dado un discurso ante más de 90 países en la Asamblea General de Naciones Unidas.

“Los bosques no solo son el sustento de miles de millones, sino que para nosotros los bosques son nuestro futuro”.

“Los niños podrían plantar un millón de árboles en todos los países de la Tierra y compensar las emisiones de CO2 por su cuenta, mientras que los adultos todavía están hablando de hacerlo”, dijo ante las Naciones Unidas.

“¡Deja de hablar y comienza a plantar!”

Según este revolucionario joven, la clave para producir un verdadero cambio es que los gobiernos tomen medidas y el cuidado del medio ambiente forme parte de las políticas públicas ya que de lo contrario, no habrá futuro posible.

Desde aquí creemos, que este pequeño gran ejemplo de cómo el trabajo individual puede llegar a inspirar a millones al rededor del mundo y producir cosas maravillosas, es digno de admirar ya que si esperamos que los gobiernos tomen las medidas, jamás trabajaremos nosotros mismos para hacer del planeta un lugar mejor.

Así que si estas de acuerdo, ¡mejor nos callamos y nos ponemos a plantar!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *