Estudio revela que las mujeres solteras sin hijos son las personas más felices

Un estudio longitudinal defiende que las mujeres sin esposo ni hijos tienen más probabilidades de tener una vida plena y feliz. El tema da mucho de sí. Partiendo de la base de que cada uno tenemos nuestra propia definición de felicidad, siguiendo porque no estamos seguros de que la dicha sea un estado sino más bien momentos puntuales y por lo tanto muy difícil de cuantificar, y terminando porque no es una emoción que dependa de una sola circunstancia, sino más bien la suma de diferentes factores que nos hacen alcanzar esa situación que llamamos felicidad.

Teniendo todo esto en cuenta, ¿cómo podríamos saber quién es la persona más feliz del mundo? ¿Quién podría confirmar si se trata de un anciano o un niño, una mujer con trabajo y vida estable o un hombre soltero y rodeado de amigos?

Paul Dolan, profesor de Ciencias de la Conducta en la Escuela de Economía de Londres, ha llegado a la conclusión de que en el caso de que fuera posible determinar un prototipo ideal de persona feliz, este sería el de una mujer no casada sin hijos.

Hasta llegar a hacer esta información, Dolan y su equipo analizaron la información de una base de datos llamada Encuesta del Uso del Tiempo en EEUU. De aquí tomaron información relevante en relación a hábitos de salud, bienestar y calidad de vida para realizar un estudio longitudinal mediante el cual analizaron los mismos datos correspondientes a las mismas personas durante un largo período de tiempo.

De acuerdo con los resultados obtenidos, las mujeres que no había vivido la experiencia del matrimonio ni la de tener hijos fueron el subgrupo con los índices de bienestar más altos del grupo analizado, además de tener una esperanza de vida ligeramente superior que las mujeres madres casadas.

Según el profesor, estos datos podrían explicarse por el número de relaciones de pareja que generan malestar y desgastan la salud de las mujeres, su felicidad y, por extensión, su esperanza de vida. En este contexto, una mujer sin hijos soltera tiene más probabilidades, hipotéticamente, de tener una mejor calidad de vida.

Para ser justos, tenemos que decir que otras investigaciones se decantan por lo contrario debido a la importancia para el bienestar general de las relaciones personales y la capacidad de compasión, generosidad, gratitud, solidaridad y otras virtudes que la interacción con otras personas requieren. Todo esto suele generar un sentimiento de plenitud que, a menudo, muchas personas definen como la felicidad.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *