Ex trabajadora del hogar creó una empresa sustentable que ha plantado 25 mil árboles. Halló su rumbo

Luego de una infancia difícil, Adriana se dedicó a ser costurera y se dio cuenta que se generaban muchos desechos. Para reducir el impacto creó plántulas con plástico que dona a distintos parques.

Hay personas que a pesar de haber pasado épocas difíciles en su vida logran sobreponerse a la adversidad y ayudar a otros. Uno de esos casos es el de Adriana Santos, una mujer nacida en Sao Paulo, Brasil, que luego de vivir dificultades en su infancia se convirtió en un referente del medioambiente en su país.

Cuando tenía 13 años, según información de Osegredo, Adriana tuvo que dejar la escuela para poder dedicarse a la crianza de sus hermanos y de poder trabajar, ya que sus padres se habían separado.

A esa edad es muy complicado hacerse cargo de otros niños, porque las personas todavía no alcanzan su madurez psicológica ni pueden desenvolverse de mejor forma, pero Adriana asumió la responsabilidad y sacó adelante a sus hermanos. 

Sin embargo, vendría la peor parte, ya que al irse a vivir con su padre éste la dejó abandonad, por lo que Adriana tuvo que pedir ayuda a amigos para que la pudieran alojar. Cayó en las drogas para poder distraerse de su complicada realidad, sin un círculo familiar y sin una red de apoyo.

Adriana comenzó a dedicarse a ser asesora del hogar hasta que conoció a Alex, en 2001, su actual esposo. Fue ahí que la llamaron para trabajar en una empresa de ropa interior como costurera y se enamoró de la moda y de la industria de la ropa.

Su vida fue cambiando progresivamente así como también su trabajo como costurera, que llegó a su momento cúlmine cuando se dio cuenta de la cantidad de desechos que generaba ese trabajo. Así se le vino la idea de utilizar plástico para hacer plántulas y poder donarlas a parques.

Su esposo y ella estudiaron más sobre el medioambiente y se transformaron en una opción vanguardista para luchar contra la contaminación. Ahora tienen un vivero que produce más de 3 mil plántulas, que sirven para ayudar a distintos parques y reservas naturales.

Con estas acciones de sensibilización, la empresa de moda de Adriana fue la primera en Brasil en recibir el Sello Verde, que certifica que su trabajo ayuda al medioambiente. De esta forma, Adriana se dio cuenta que a partir de algo que a ella la apasionaba y contaminaba al planeta, se podía crear una nueva opción para ayudar al medioambiente.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *