Familia decidió adoptar a un perrito de 9 años totalmente ciego: “Ya tenía suficiente dolor su vida”

La historia del can fue publicada en Facebook y así fue como encontró un hogar que le diera amor para el resto de su vida.

Los perritos son el amigo más fiel que tiene el hombre. Ellos son capaces de hacer todo por los seres humanos: desde ayudarlos, rescatarlos hasta solo brindar cariño. Es por eso que cada vez que estos animalitos sufren, conmueven a cualquier persona. Así fue el caso de una familia de Pittsburgh, quienes adoptaron a Rusty, un perro con discapacidad visual de 9 años.

Un perrito en evidente estado de abandono fue encontrado por el Humane Animal Rescue de Pittsburgh, instituto encargado de rescatar animales y buscarles un hogar.  Al hallarlo, el pequeño estaba sometido bajo la angustia y estrés, razón por la cual los socorristas tuvieron que acercarse a él lentamente. “Todos recibieron instrucciones de acercarse suavemente a Rusty para no asustarlo, pero Rusty se sentía muy cómodo con todas las personas con las que interactuaba”, comentó Michelle Freinier, directora de la institución , según  Newsweek.

El perrito rápidamente perdió el miedo y mostró que poseía grandes habilidades sociales, pero el refugio determinó que el can no estaba en las mejores condiciones para ser adoptado, ya que este presentaba problemas en sus ojos.

Fue ahí cuando el Humane Animal Rescue tomó la difícil y valiente decisión de someter a Rusty a una intervención quirúrgica, la que implicaba cerrarle los párpados para siempre. El can fue operado y quedó ciego completamente.

A pesar de la avanzada edad de Rusty y su deplorable estado de salud, una familia del lugar decidió adoptarlo. “Mi hija había visto a Rusty en Facebook y seguía diciéndome que lo adoptara(…)Visité a Rusty, se acercó y comenzó a lamer mis dedos y su cola se movía. Se me derritió el corazón”, comentó Darrell Chulack, la nueva dueña del can, según La República.

Aunque el refugio que había acogido al perrito discapacitado pensaba que iba a ser un arduo trabajo encontrar una familia permanente, este logró su objetivo en un menor tiempo del estipulado.

“La razón por la que adopté a Rusty fue que ya tenía suficiente dolor y pena en su vida. Era un perro mayor con una discapacidad y mi corazón no me dejaba dejarlo allí, así que lo adopté allí mismo. Mi familia y yo le dimos una nueva vida”

Darrell Chulack según Newsweek

Gracias a las imágenes de Rusty publicadas en redes sociales y su rápida viralización, es que hoy se puede decir que el can cuenta con un hogar para pasar el resto de sus días.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.