Fotógrafa borró las fotos de una boda porque no quisieron darle comida. Lo hizo frente a los novios

La pareja le había pedido a la mujer, de forma improvisada, si podía ser fotógrafa. De hecho, querían pagarle 250 dólares a su amiga, mucho menos de lo que cobran los profesionales.

Cuando de bodas se trata, una parte importante de aquellas celebraciones son las fotografías que quedarán para la posteridad. Con ellas la pareja celebrada, su familia y sus amigos podrán recordar por siempre la ceremonia que los unió para siempre en su amor.

Es por eso que es común que los novios contraten con anticipación al evento a fotógrafos profesionales que puedan estar atentos a cada uno de los momentos del matrimonio, para que así las imágenes salgan perfectas.

Sin embargo, también hay parejas que deciden ahorrarse un poco de dinero y contratan a amigos. Según una historia publicada recientemente en Reddit, unos novios quisieron hacerlo de esa forma pero salió de una manera mucho peor a la que ellos esperaban.

Y es que en aquella red social contó una anécdota una usuaria que fue invitada a la boda de unos amigos, pero los novios no habían contratado a ninguna persona que se hiciera cargo de las fotos.

Fue entonces que ellos le pidieron si es que podía ser la fotógrafa, a pesar de que ella no se dedica a eso sino que le corta el pelo a mascotas en una veterinaria. Le dijeron que no era importante que no supiera mucho de fotografía, ya que las imágenes no tenían que ser perfectas.

Además de eso, le explicaron que podían pagarle, pero no como un fotógrafo profesional, ya que no les quedaba más dinero. “Tenían un presupuesto reducido y acepté sacar fotos por 250 dólares, que no es nada para un evento de 10 horas“, explicó ella en el post.

Como eran sus amigos, la joven no se hizo problemas y comenzó a sacar fotos a eso de las 11 de la mañana. “Debía terminar alrededor de las 7:30 pm. Cerca de las 5 de la tarde, sirvieron la comida y me dijeron que no podía sentarme a comer porque tenía que seguir sacando fotos. De hecho, no me guardaron lugar en ninguna mesa“, contó la joven. 

Ahí todo se fue complicando más y el humor de la joven comenzó a empeorar. “Me estoy cansando y en este punto me arrepiento un poco de haber hecho esto“, agregó la mujer, quien seguía sacando fotos bajo casi 40 grados de calor y sin aire acondicionado.

La barra libre estaba cerrada y no podía conseguirse agua. En un momento, el novio se acercó a ella y le dijo que tenía que seguir sacando fotos o se iría sin el dinero. Pero entre el calor, el agobio y el mal humor, la joven decidió irse y borrar las fotos en frente de ellos. 

Con el calor, el hambre, el malestar general, le pregunté si estaba seguro y dijo que sí, así que borré todas las fotos que tomé frente a él, y me fui diciendo que ya no era más su fotógrafa“, enfatizó la joven.

La mujer se marchó y hasta el día de hoy no sabe mucho sobre los novios, ya que se fueron a su luna de miel. “Muchas personas han estado publicando en sus redes sociales preguntando por fotos sin respuestas“, cerró.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *