Hija de Monica Bellucci se ha convertido en una modelo internacional. Sigue los pasos de su madre

Deva Cassel, cuyo padre es el igualmente famoso actor francés, Vincent Cassel, ya ha posado para marcas como Dolce & Gabbana y revistas como Vogue, donde apareció en compañía de la diva italiana por excelencia, su madre.

Viejos proverbios dicen que el talento se suele llevar en la sangre. La pregunta que corresponde hacernos en este caso, es si acaso con la belleza también es así. Si nos llevamos por la genética, esto tiene mucho sentido: las personas heredan los rasgos de sus padres, emergiendo muchas veces como una mezcla de ambos, o muy parecidos a uno en particular. Lo normal es que los chicos se parezcan a sus padres, mientras que las niñas a sus madres.

En el caso de Deva Cassel, cuya madre es nada menos que la diva italiana, Monica Bellucci, heredar la apariencia de su madre fue una verdadera bendición.

Esto debido a que Monica es una de las mujeres más adoradas y fotografiadas de las últimas décadas, apariencia no solo en una cantidad enorme de películas, sino que también modelando para famosas marcas internacionales. Su hija parece estar lista para continuar la tradición de la familia a sus 22 años.

Su debut en las portadas ya fue hace un tiempo, modelando para la exclusiva marca de ropa y accesorios de moda, Dolce & Gabbana.

Cabe mencionar que Deva no solo tiene una madre famosa. Su padre es nada menos que Vincent Cassel, el actor a quien los directores de cine norteamericanos siempre llaman cuando necesitan a alguien que represente en su totalidad la esencia francesa, así como esa mezcla de altivez e indiferencia que tanto caracteriza a los parisinos.

Tanto Monica Bellucci como Vincent Cassel son íconos de la belleza y el estilo europeos, por lo que era natural que su hija les siguiera sus pasos.

En su Instagram se pueden ver muchos de los retratos de Deva. La modelo heredó mucho de su madre, entre ello el cabello oscuro, grueso y lustroso que tanto representa a la tierra mediterránea de Monica. Al mismo tiempo, la mirada y la expresión de Deva evocan totalmente el espíritu francés de su padre, convirtiéndola en una digna heredera del orgullo europeo con el que sus dos padres se pasean por toda clase de festivales de cine y shows de moda.

Uno de los retratos más recientes de Deva, fue para la portada de la revista Deva. En ella apareció lado a lado con su madre, quien en un raro momento de honestidad, se preocupó menos de posar por ella misma como en verse orgullosa de su hija.

Habla muy bien de ella que a pesar de la adulación que siempre ha recibido, sea capaz de poner el amor por su hija por delante del suyo propio.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *