Hombre fue condenado a 29 meses y 8 días de prisión por acabar con la vida de una perrita preñada

Esmely Hostia Márquez habría señalado que se estaba defendiendo de un ataque de la canina, pero aún así admitió que “se le había pasado la mano”. De acuerdo a los testigos del hecho, habría atacado conscientemente a los cachorros en la barriga de la perrita.

Cada vez más países están tomando cartas en el asunto de la violencia animal. Cuando en el pasado, estos casos eran tomados solo como un asunto de propiedad privada, hoy en día hay cada vez más leyes y restricciones para normal el trato abusivo de las mascotas. Es por medio de penas ejemplificadoras, que demuestren a las demás personas que no es ningún juego agredir a un animal, que estas situaciones se irán disminuyendo.

El problema es que para que estas penas ejemplificadoras tengan lugar, primero tiene que ocurrir la violencia contra los animales.

Un caso horrendo de estas tuvo lugar en Santa María, Boyacá, Colombia. Se trata de un hombre de 48 años que fue detenido por las autoridades, luego de que varios testigos lo señalaran como culpable de uno de los casos más graves que se han oído de violencia animal. De acuerdo a todas las versiones, el hombre habría arremetido usando un cuchillo contra una perrita.

Lo peor de todo, es que el animal estaba preñado de varios meses. Luego del ataque, ella y todos sus cachorros fallecieron.

El hombre en cuestión dijo a las autoridades que había sido atacado por la perrita:

“Los animales me atacaron. Me disculpo con la comunidad si se me pasó la mano. Y quiero que me perdonen”

–Esmely Hostia Márquez para El Tiempo–

Preliminarmente, el hombre recibió una dura condena de 29 meses y ocho días en prisión. Luego de que apareció evidencia de que el hombre se habría estado defendiendo de los ataques del animal, fue puesto en libertad temporal, mientras se investigan con profundidad los hechos.

En el caso de que se le encuentre culpable de los hechos, esa larga pena aflictiva de más de dos años tras las rejas, es lo que le espera.

Especialistas en cuidado animal del sector celebraron que se dictara una sentencia como esta: 

“El hecho de que la justicia haya actuado permitirá que se disminuyan los ataques a los animales indefensos. En Santa Marta los ataques a perros y gatos callejeros son una constante. Eso no puede permitirse de ninguna manera”

–Adriana Pabón, vocera de la red de veeduría de bienestar animal de Santa Marta, para El Tiempo–

Con el paso del tiempo, y el esclarecimiento del caso, veremos que le termina por caer de condena a este violento individuo. Como sea, lo pensará dos veces antes de atacar de esta manera a otra perrita.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *