Hombre regala vestidos a novias que no tienen cómo pagárselos. Los consigue de familias adineradas

Nasar Thootha administra el “banco de vestidos”, con el que ya ha ayudado a más de 260 mujeres a realizar su boda sin cobrarles por ayudarlas a verse espectaculares.

La vieja historia de Robin Hood, quien “le robaba a los ricos para darle a los pobres”, sigue siendo hasta el día de hoy algo muy atractivo. Esto es debido a que en una sociedad donde pareciera que la desigualdad es algo inherente al sistema, alguien que dedica su tiempo a aportar con lo que puede para disminuir la brecha entre quienes no tienen y quienes tienen demás, siempre va a ser alguien muy celebrado.

Puede que hoy en día sea más difícil emular a Robin Hood al pie de la letra, pero sí se puede llevar su ideal a algo un poco más puntual.

Así lo ha hecho Nasar Thootha, un hombre de Kerala, en la India, que aunque no se dedica a robarle lingotes de oro a los lords ingleses, sí ha encontrado su manera de ayudar a los pobres. 

Lo que Nasar ha convertido en una suerte de obra benéfica, es manejar un “banco de vestidos”.

Esto significa en la práctica, que Nasar opera una tienda repleta de vestidos de novias disponibles para las muchachas a las que se les aproxime su día especial, pero no cuenten con los recursos necesarios para cubrir este aspecto de las célebres y fastuosas bodas indias. Aquí es donde entra la amabilidad de este conductor de taxis, quien se dedica a buscar donaciones de vestidos de novia ya utilizados por novias que vengan de familias adineras. 

A medida que los va recolectando, Nasar los pone a disposición de las mujeres que no tengan para costearse uno nuevo. Todo gratuito, por supuesto.

Nasar contó sobre su experiencia a Al Jazeera:

“Los atuendos de boda son una cuestión de vanidad. Se usan durante unas horas y luego nunca salen de los armarios. Al darse cuenta de esto, muchas familias se acercaron a apoyar nuestra causa. Cuando la familia no tiene dinero para recorrer una larga distancia, o si alguno de sus miembros está enfermo, el vestido se les envía directamente a través de nuestra red de voluntarios, pero les animamos a que lo cedan a otros necesitados”

–Nasar Thootha para Al Jazeera–

El gesto de Nasar ha sido muy aplaudido en su comunidad, debido a que las bodas en la India son tradicionalmente asuntos muy costosos. En esta cultura se espera que la celebración sea algo inolvidable, por lo que la austeridad no es una opción. Este hombre está ahí para ayudar a quienes se vean un poco cargadas por esta tradición.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.