Hombre se casó con su olla arrocera en Indonesia en linda ceremonia: “No habla mucho y cocina bien”

Aunque se divorciaron 4 días después, para Khoirul Anam fue un gran momento. Lo bueno es que le seguirá cocinando aunque no estén juntos.

El amor está en cualquier parte y no tiene más límites que los impuestos por la ley al momento de expresarlo, como hemos visto en los últimos años, hay quienes se enamoran de muñecos o lo que sea. Lo importante es que como seres humanos podamos ser felices y vivir la vida que queramos, sin hacer daño a otros.

En indonesia, un hombre llamado Khoirul Anam encontró a su pareja en lo más simple, una arrocera eléctrica con la que ha pasado mucho tiempo, al parecer.

Y es que a través de Facebook publicó cómo fue su evento, al cual asistió vestido muy elegante con una túnica blanca y adornos de colores. Por otra parte, quien a partir de ese momento sería su esposa, la arrocera eléctrica, fue más simple con un velo que no cubría todo su rostro.

El ahora esposo, Khoirul, describió a la arrocera como: “Blanca, tranquila, perfecta. No habla mucho, pero es buena cocinera, un sueño hecho realidad. Sin ti mi arroz no se cocina”.

Pero no todas las historias terminan bien, pues si bien el matrimonio se celebró el 19 de septiembre y le siguió haciendo el arroz que tanto le gusta, el 24 de septiembre acudió a Facebook otra vez para anunciar su divorcio. La cuestión es que no le pareció suficiente que solo hiciera arroz, le habría gustado que aprendiera a hacer otros platos.

Esto no es culpa de quien fuera la esposa, teniendo en cuenta que su nombre era muy expresivo y decía todo lo que ella podía preparar.

Tal vez debió buscar algunas recetas nuevas en internet, de esas que nos muestran qué otras cosas se pueden hacer con aquella arrocera. Lo cierto es que el joven parece ser un bromista muy popular en redes sociales y aunque ha hecho de este evento algo muy real, parece que no era algo que tomaba en serio.

Lo cierto es que se ha dedicado a compartir imágenes con la arrocera contando que la extrañaba, tal vez debió pensarlo antes de divorciarse. Es probable que ahora esté haciendo ese delicioso arroz de siempre en otro hogar, donde si la valoren por lo que cocina.

Parece que casarse con un electrodoméstico es más difícil de lo que podemos imaginar, conlleva algunos problemas en la relación, sobre todo si solo cocina un solo tipo de comida.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *