Hombre viajó a África para conocer a novia virtual y lo secuestró banda criminal. Cayó en una trampa

Claudio Formenton, empresario italiano de 64 años, se enamoró de una supuesta chica marfileña llamada Olivia Martens. Luego de estar 3 días retenido en un hotel, fue rescatado por policías locales.

A medida que el internet y las redes sociales van avanzando, van naciendo nuevas herramientas y aplicaciones que les permiten a las personas poder conocer gente nueva, hacerse amigos o incluso tener citas con extraños que podrían transformarse en el futuro en nuevas relaciones románticas.

Eso ha podido facilitar que los usuarios puedan vivir nuevas experiencias, pero también ha generado nuevos peligros y situaciones que podrían ser fatales.

Claudio Formenton, un empresario italiano de 64 años, se hizo conocido recientemente porque fue engañado por el perfil en internet de una supuesta mujer de Costa de Marfil llamada Olivia Martens. 

Y es que, según información de El Universal, el hombre decidió viajar hasta el país africano para conocerla en persona, pero fue presa de una trampa hecha por un grupo de criminales y fue secuestrado por tres días.

Los policías italianos dijeron en su informe que el hombre le había mentido a su familia y había dicho que viajaría a Costa de Marfil por trabajos humanitarios. Al parecer, los criminales se crearon un perfil falso para atraer a Claudio y secuestrarlo para pedir dinero.

Esta relación venía construyéndose desde hace meses, ya que Claudio conversaba diariamente con la supuesta mujer, quien llegado su minuto le dijo que necesitaba ayuda con problemas legales y económicos. Pero como el empresario, como estaba enamorado, no dudó en embarcarse en un viaje hasta el continente africano.

Cuando llegó al aeropuerto lo estaba esperando un taxista que sostenía un cartel con la palabra “Formenton” y lo llevó hasta un hotel en la ciudad de Bonoua. De ahí en adelante permaneció retenido por un grupo criminal, pero tres días después fue rescatado por agentes locales que irrumpieron en el hotel y pudo volver a su país.

Según su abogado, Stefano Marrone, Claudio es una persona que “hace todo lo que puede por los demás, siempre dispuesto a echar una mano a todos“. Es por este motivo que el empresario quería ayudar a la supuesta Olivia, que según datos de los oficiales locales podría no existir.

De hecho, la banda se ha caracterizado durante los últimos años en crearse perfiles falsos para atraer a millonarios italianos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *