Ingeniera renueva casas de familias necesitadas de forma gratuita. Usa su conocimiento para ayudar

Fernanda Silmara es una ingeniería civil que luego de cumplir el sueño de renovar su casa, decidió ayudar a las familias vulnerables del barrio donde creció.

El sueño de la vivienda propia es un anhelo que muchas familias luchan por conseguir, pero que en ocasiones no pueden lograrlo ya que los contextos socioeconómicos son difíciles y el camino para tener un hogar se pone cuesta arriba.

Eso se hace más complicado aún en el contexto de pandemia de COVID-19, ya que miles de personas han perdido sus trabajos y han tenido que arreglárselas como pueden.

Y esto también es complicado para aquellas familias que ya tienen sus hogares, pero que están sin los estándares mínimos y básicos como para tener una buena calidad de vida. Aquellos arreglos también se hacen muy costosos y la compra de materiales significa un golpe fuerte al bolsillo.

Sin embargo, así como existen estas problemáticas, también hay personas que ponen sus conocimientos a disposición para poder aportar un grano de arena a esas familias que sufren y que necesitan una mano.

Fernanda Silmara es una ingeniera civil que se dio cuenta que en su ciudad había muchas familias con esos problemas. Fue así que, luego de haber cumplido su sueño de renovar su casa propia, utilizó sus habilidades para comenzar una campaña solidaria.

Según información de Ecoa, Fernanda creó una ONG llamada “Reforamar”, con la cual comenzó a dedicarse a la renovación de viviendas para familias necesitadas.

Esta idea también nació porque Fernanda había crecido en un barrio en el cual las casas estaban construidas con materiales precarios. Cuando era pequeña, tuvo que crecer en una vivienda con piso de cemento, techo con goteras y hecha de ladrillo y barro. De hecho, tenía que dormir en el piso los días de lluvia.

Como para ella eso no era un “hogar“, supo lo que las familias estaban sufriendo. Ahora ha lideraron 20 acciones sociales que han beneficiado a más de 4 mil personas que no habían podido renovar sus casas.

A través del sitio web de la ONG las familias pueden llenar un formulario si es que necesitan reparaciones. Ahí es cuando el equipo de ingenieros, liderado por Fernanda, hace una visita a los lugares para realizar una evaluación en persona.

Luego de realizar una campaña de donaciones se inicia la etapa de la renovación, en la cual se forman equipos de voluntarios que quieran ayudar en la reconstrucción y de personas con conocimientos especializados en construcción del mismo barrio. “Eso termina impactando positivamente en el entorno de la obra“, agregó la ingeniera.

Diariamente están trabajando con distintos proyectos a niveles de los barrios y usando sus conocimientos para ayudar a su comunidad, ya sea de pequeñas reparaciones hasta renovaciones de casas completas.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *