Inteligente cerdito que odia las aspiradoras aprendió a ir al enchufe a desconectarlas. Impone respeto

Cuando escucha el sonido, sigue el cable y con sus dientes lo saca el enchufe. Justo después, pide cariño.

A las mascotas suelen molestarle los sonidos fuertes, les asusta cuando sus cuidadores usan un secador para el cabello o cuando prenden las aspiradoras. Es comprensible, no son sonidos que amamos pero comprendemos lo necesario que son, la cuestión es que los animales no son así.

Pero esto no es algo solo de perros o gatos, sino lo creen, deben conocer a Arnold un cerdito mascota que en serio odia el sonido de las aspiradoras en la casa donde vive.

Pero a diferencia del muchos animales, él es muy inteligente y descubrió la manera de acabar con aquello que tanta rabia le causa sin entender que es parte de la limpieza. Es así como lo vemos usar su hocico para desconectar el enchufe del tomacorriente, una vez que lo escucha se acerca y busca el cable de una vez.

Para su cuidadora es algo chistoso y lo graba, aunque luego tendrá que colocarle carácter, porque sino le será imposible terminar la limpieza.

Lo cierto es que les sorprende a todos que Arnold sea tan inteligente y haya llegado a la conclusión de cómo funcionan los aparatos eléctricos. El video que fue compartido en The Dodo, se hizo viral y muchos han comentado sobre lo chistosa que es la situación con este cerdito.

Porque es bastante atrevido, tras desconectar el cable se acerca a la cuidadora y la mira, no sabemos si retándola o simplemente esperando que le hagan cariño.

Lo cierto es que en todo momento mueve su colita de un lado a otro, que por cierto no es en forma de resorte como solemos imaginar o ver en la televisión. “¡Estoy con Arnold! El polvo es una decoración!”, escribió una usuaria de Instagram de acuerdo con el cerdito, “Yo también odio las aspiradoras” escribió otra.

Si algo nos quedó claro es que las aspiradoras no son el electrodoméstico favorito en los hogares, pero parece que ahí es necesario porque el suelo está compuesto por alfombra y barrer no funcionará del todo.

Lo cierto, es que Arnold seguirá con su protesta el resto de su vida y no le importará que otros digan lo contrario. Si la escucha, irá de inmediato a apagarla sin importar dónde se encuentre.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *