Johnny Depp disfrutó de un poco de calma en San Sebastián. Fue a recibir un premio a la trayectoria

El actor se ha encontrado prácticamente dentro de la lista negra de Hollywood: atacado por los medios y despedido de todas las películas a las que se encontraba involucrado. Pero en el Festival de San Sebastián se dio cuenta que en otras partes, aún lo estiman mucho.

Hollywood es un lugar muy extraño donde ir a realizar una carrera profesional. Puede que en un momento te celebre por ser de una manera, pero un par de años después las cosas cambien y esa misma actitud sea vista como ‘problemática’. Muchos actores han caído presa de estos cambios en la marea, aunque algunos, como Johnny Depp, han contribuido innegablemente a sus propias caídas. 

El juicio que lo enfrentó al tabloide inglés The Sun dañó su reputación para siempre, pero sería inadecuado decir que el actor no recibió solo las consecuencias de las malas acciones que había llevado a cabo en su matrimonio con Amber Heard.

Aún así, a muchos fanáticos las parece que la retribución que Johnny ha estado recibiendo ha sido excesiva.

Es por esto que mientras Johnny se ha convertido en persona non grata por Hollywood, en otras partes del mundo aún guardan un recuerdo muy positivo de sus contribuciones al cine. Uno de estos lugares fue San Sebastián, la bella ciudad vasca, a la que Johnny asistió recientemente para disfrutar de un premio a la trayectoria (Premio Donostia).

A diferencia de cómo probablemente le ocurre si decide hacer lo mismo por las calles de Los Ángeles o Nueva York, Johnny fue grabado caminando con toda la calma del mundo por las avenidas peatonales de San Sebastián. Su estilo para vestirse así como su elección de gorros y pañuelos lo sigue volviendo una persona difícil de confundir, pero pareciera que Johnny pudo caminar con tranquilidad por ese lugar. 

Un poco después fue recibido para recibir el premio, donde dio una polémica declaración a la prensa.

Johnny Depp es una de las historias de auge y caída más llamativas de todo Hollywood.

Basta con retroceder unos diez años el reloj para encontrarnos a Johnny en la cima del mundo. No solo era el actor más popular y mejor pagado de todos, sino que además tenía una apacible vida en familia con su ex novia (aunque nunca se casaron), Vanesa Paradis.

Poco a poco sus roles comenzaron a ser menos aplaudidos, sus estrenos menos exitosos. El desastroso y breve matrimonio con Amber Heard fue solo el empujón que le faltaba para caer en picada.

Es cierto que mucho de lo que le hizo a Amber fueron cosas graves y desmedidas, pero incluso alguien como él se merece un momento de paz. Ese momento se lo entregó San Sebastián.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *