Joven compró una cabaña en el bosque para su perro. Quiere que sus últimos años sean los mejores

“Creo que su parte favorita es ser holgazán en la terraza o el porche y relajarse en la naturaleza, así como deambular por la propiedad y salir a caminar (…) tanto para oler, sin coches, sin sirenas, ¡es perfecto para los dos!”, dijo Lorenzo Buffa, el dueño del viejo can Myles, de más de 13 años.

Hay personas que quieren tanto a sus mascotas, que son capaces de llegar muy lejos por ellas. Siendo el caso de Lorenzo Buffa y de su perro Myles, al que conoce conoció hace 13 años, un gran ejemplo de esto. Debido a que desde sus inicios, ambos mostraron una conexión especial. Ya que cuando vio por primera vez este estadounidense a su perro, inmediatamente supo que los tenían algo único e indescriptible que los unía. De hecho, se eligieron mutuamente.

Todo partió hace 13 años, cuando acostumbrado Lorenzo de observar como un refugio llevaba de paseo al parque a sus perros los viernes, dio con los ojos con uno de los canes, habiendo ahí un flechazo instantáneo. Ese día conoció a Myles, y tras también haber pensado en más de una ocasión lo triste que esos animales no tuvieran un hogar que los amara, rápidamente decidió llevárselo a casa. “Lo vi y él me vio, y sus orejas se elevaron (…) ¡Sabía que él me eligió!”, dijo Lorenzo a The Dodo. Eran tal para cual, y desde entonces han sido mejores amigos. Unos que hacen todo juntos, desde caminar y nadar hasta dormir uno al lado del otro.

El tiempo ha pasado, y hoy Myles ya es un perro bastante anciano, al que se le hace mucho más difícil moverse. Sin olvidar que tiene cataratas, artritis, insuficiencia cardíaca. Dificultades médicas que han complicado sus últimos años, pero que no han impedido que siga disfrutando su vida junto a Lorenzo. Hombre que siempre queriendo mucho a su mascota, empezó a buscar una “casa de retiro” para que su can pudiera descansar y ser feliz sin problemas en sus últimos días.

“Siempre le había dicho que le daría tierras y lo retiraría al bosque le había dicho que le daría tierras y lo retiraría al bosque (…) Siempre pensé que a mediados de los 30, me habría ido de la ciudad. La pandemia realmente me mostró lo que valoro y que tanto él como yo necesitamos avanzar hacia una vida más simple (…) Creo que su parte favorita es ser holgazán en la terraza o el porche y relajarse en la naturaleza, así como deambular por la propiedad y salir a caminar (…) Tanto para oler, sin coches, sin sirenas, ¡es perfecto para los dos! (…) Ambos estamos tan felices”

– dijo Lorenzo Buffa a The Dodo–

Desde que ambos y los dos gatos de la familia, Tofu y Mama, se mudaron al “Camp Myles”, una cabaña que Lorenzo compró en el bosque, no han dejado de tener días alegres. Por sobre todo Myles se ha mostrado mucho más contento, quien ha respondido óptimamente al cambio, mejorando así su respuesta los medicamentos, nuevos alimentos y al aire fresco que le brinda su nuevo hogar. Un perro que ha acompañado a su amo durante 13 años, prometiéndose Lorenzo hacer lo mismo con él hasta su último aliento.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *