Joven usa disfraz distinto cada día para recibir a hermano menor después de clases. Crea recuerdos

Noah Tingle, de 17 años, se irá a la universidad el próximo año y no podrá estar con Max, su hermano menor. Para fortalecer el vínculo, se le ocurrió esta idea y así tendrán buenos momentos para recordar.

Los hermanos tienen un vínculo muy especial cuando se llevan bien entre ellos. Cuando son muy unidos, la separación duele, sea cual sea su motivo.

Hay momentos en la vida en que cada uno tiene que tomar un camino diferente, el tiempo depende de cada caso, pero no significa que dejarán de verse o hablarse. Al considerar la posibilidad de no verse por un período, tratan de encontrar formas para que la tristeza no predomine y estropee los grandes momentos.

Algo así es lo que hace Noah Tingle, un estudiante estadounidense de 17 años que cursa el último año de secundaria, y junto a su hermano de 12 años llamado Max son un excelente equipo. Sin embargo, el mayor se irá a la universidad el próximo año y se distanciará de él por el tiempo que dure, y para aprovechar lo que queda por hacer juntos decidió recibirlo del colegio vistiendo un disfraz diferente cada día.

La creatividad e ideas de Noah siempre sorprenden a Max al bajar del autobús escolar que lo deja afuera de su casa. El joven lo ha recibido disfrazado de personajes de ciencia ficción y animales, entre ellos Batman, un ángel, un flamenco, luchador de sumo, a lo que le sigue una lista de otras cosas.

Noah confesó a USA Today que fue vergonzoso para su hermano menor en los primeros días, pero ya está acostumbrado a sus sorpresas. Según el mismo estudiante, el objetivo de esta tradición es crear recuerdos para atesorar en el futuro.

“Sabiendo que iré a la universidad el próximo año y no lo veré a diario, pensé que esto haría que las cosas fueran memorables y fortalecería nuestro vínculo como hermanos”, dijo Noah a USA Today.

El futuro universitario es conocido en las redes sociales como The Bus Brother, con sus cuentas de Instagram y Facebook, donde comparte fotos y videos de sus ingeniosos disfraces.

Esta costumbre es algo que disfruta hacer y desea mantenerlo por el tiempo que pueda, mientras que los disfraces se los dan sus amigos. “Planeo hacer esto el mayor tiempo posible. Se están donando disfraces, pero solo el tiempo dirá si habrá suficientes para todo el año escolar”, comentó Noah a USA Today.

Para Max, ver a su hermano mayor afuera de la casa vistiendo un disfraz, que puede ser considerado ridículo, es algo que le parece “genial” y no vergonzoso como al principio, de acuerdo al mismo medio.

Los dos tienen recuerdos de sobra para contemplar cuando se separen, hasta que vuelvan a estar juntos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.