Katy Perry prefiere “ser feliz” antes que perder el peso que aumentó con el embarazo

Y sus fans la apoyan: “Luces como toda una diosa”, le dijo un usuario.

Hace más de un año que Katy Perry se convirtió en mamá por primera vez, y desde entonces, si bien ha retomado su carrera musical, también se le ha visto disfrutando de su nueva vida familiar. Al menos así lo han captado numerosas veces los paparazzi, que han fotografiado a la cantante paseando junto a Orlando Bloom y la pequeña Daisy Dove.

¡Es que ser madre se convirtió en su prioridad!

Según reveló la cantante durante una entrevista con Variety, solo está enfocada en disfrutar este nuevo proceso y “ser feliz”. Es más, aseguró que estaba tan ocupada siendo madre de Daisy, que ni siquiera ha tenido tiempo ni interés para preocuparse por su aumento de peso durante el embarazo.

“Realmente disfruté de mi experiencia. Todavía tengo 5 kilos más que cuando me embaracé, pero no tengo prisa. Ha sido un año. Me interesa más su felicidad y mi felicidad y salud mental. Las hormonas son… bastante interesantes”, aseguró.

¡Y sus fans la apoyan completamente!

Al menos así quedó demostrado luego de que publicara una imagen en su cuenta de Instagram luciendo un vestido naranja brillante, que dejó a sus seguidores con la boca abierta y enseguida corrieron a escribir comentarios como estos:

“Irreal”

“Deja tu rutina de anti envejecimiento, porque estas brillando”

“Hermosa”

“Por supuesto que luces como toda una diosa”

¡Es que está radiante!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *