La semana laboral de cuatro días ha sido un éxito en Islandia. La productividad se mantuvo o mejoró

Los ensayos se llevaron a cabo entre el año 2015 y el 2019, teniendo positivos resultados, que incluso llevaron que muchas empresas implementen de manera definitiva ese nuevo horario.

En diferentes países alrededor del mundo, tales como España y Nueva Zelanda, se está llevando a cabo pruebas para comprobar que tan conveniente son para la economía nacional semanas laborales de solo 4 días. Sin embargo, hay un país que ya realizó los respectivos ensayos, entre el año 2015 y 2019, con esta nueva modalidad de trabajo. Se trata de Islandia, que para sus investigaciones, aplicaron un horario de 4 días semanales y con el mismo sueldo sin importar que sean menos horas. El resultado, según los investigadores, es que en la mayoría de los lugares en que se implementó, la productividad se mantuvo o mejoró.

Más de 2.500 trabajadores, representantes del 1% de la población activa de Islandia, fueron partícipes de los ensayos realizados por el Ayuntamiento de Reykjavík y el gobierno nacional, habiendo una gran variedad de rubros laborales. Desde centros preescolares, oficinas, proveedores de servicios sociales y hospitales. Pasando muchos de estos empleados de trabajar 40 horas a la semana a tener semanas laborales de 35 o 36 horas.

“Este estudio muestra que la prueba más grande del mundo de una semana laboral más corta en el sector público fue, en todos los sentidos, un éxito abrumador (…) Demuestra que el sector público está listo para ser pionero en semanas laborales más cortas, y se pueden aprender lecciones para otros gobiernos”

– dijo Will Stronge, director de investigación de Autonomy, según consignó BBC–

Esperanzador éxito que ha conllevado que muchos sindicatos comiencen a renegociar con los empleadores, para que así, aproximadamente, el 86% de la fuerza laboral islandesa pase a tener semanas de trabajo más cortas y con el mismo salario.

“La transición a una semana laboral más corta en Islandia nos dice que no solo es posible trabajar menos en los tiempos modernos, sino que el cambio progresivo también es posible”

– declaró Gudmundur Haraldsson, investigador de Alda–

Según lo informado por los investigadores del grupo de expertos del Reino Unido Autonomy y la Asociación para la Democracia Sostenible, los trabajadores que participaron en los pruebas informaron sentirse menos estresados y con menores signos de agotamiento. Tanto su salud como su equilibrio entre el trabajo y la vida familiar había mejorado, pudiendo pasar más tiempo con sus seres queridos, para completar tareas del hogar o simplemente para llevar a cabo distintos pasatiempos. Por lo que al parecer, es solo cuestión de tiempo para que esta nueva modalidad de trabajo se implemente en todo Islandia. 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *