“La venganza de las Juanas” asciende en Netflix como favorita. La reversión de un éxito de los 90

“Las Juanas” regresa veinticuatro años después, pero ahora con una versión mucho más oscura que su original. La serie recién llegada a Netflix, se basa en el suspenso con la historia de cinco jóvenes hijas de un mismo hombre.

Netflix no solo nos entrega productos originales como “El Juego del Calamar”, si no que también rescata viejos clásicos del pasado y les da una bocanada de aire fresco para encantar a las nuevas, y también antiguas generaciones. El último de este tipo de producción es “La venganza de las Juanas”.

Si eres de esos que tiene buena memoria, recordarás la telenovela “Las Juanas”. Una producción de origen colombiana que fue producida por RCN Televisión y se estrenó en el año 1997, llegando a ser un éxito tanto en su país como en otros sitios del mundo.

De esa forma, veinticuatro años después, Netflix ha decidido darle una segunda oportunidad de la mano de su escritora Jimena Romero, la hija del escritor original de la serie Bernardo Romero. Una producción que toma muchos aspectos del producto original, pero con el toque de suspenso que hoy tanto ha gustado.

Protagonizada por Renata Notni, Zuria Vega, Oka Gines, Juana Arias y Sofía Engberg, la serie cuenta con 18 capítulos de 40 minutos, y a poco tan solo 10 días de su estreno, ha alcanzado los primeros puestos entre lo más visto por la plataforma. De hech, superando otras producciones como “Las cosas por limpiar” y en busca de alcanzar a “El Juego del Calamar”.

Diferencias con “Las Juanas”

Al igual que en la historia original, cinco mujeres descubren que son hijas del mismo hombre, donde en la primera versión el realismo mágico y el humor eran protagonistas. Sin embargo, ahora la serie, además de magia, tiene un giro hacia el suspenso. 

En la original, las Juanas comparten una marca de nacimiento pero se tardan en resolver el misterio del lazo que las une. En la nueva, y acorde a los tiempos actuales, todo se aclara rápidamente con una prueba de ADN.

Desde ahí, otro problema que se resuelve de forma diferente es la relación de las chicas con su padre. Si bien en la original, Simón se muestra arrepentido de no estar en sus vidas, en la nueva versión él no quiere tener relación con sus hijas recién encontradas.

“Yo no quería que el padre se disculpara tan fácilmente”, dijo Romero. “El padre salía como muy bien librado… sentía que había que traerlo para decirle ‘mire las consecuencias de sus actos’”, dijo la directora a San Diego Tribune.

Entre otros aspectos, pese a que las Juanas conservan sus nombres, algunas cambian sus profesiones. Por ejemplo, Juana Manuela “Manny” ya no es boxeadora, si no que trabaja en un club desnudista como bailarina, y Juana Valentina ya no es vendedora en una tienda, ahora es periodista y se enfoca en investigar la desaparición de mujeres. En cuanto a Juana Caridad, aún sigue siendo monja pero ya no es totalmente inocente. Finalmente,  Juana Matilde se mantiene como cantante y Juana Bautista sigue conectada con las energías, pero en este caso bajo la tradición maya.

 “La venganza de las Juanas” está en Netflix y es una producción para no perderse.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *