Las 20 mejores frases de Friedrich Nietzsche

¿Genio o demente? El legado del filósofo alemán es absolutamente extraordinario.

Friedrich Nietzsche (1844-1900) es considerado uno de los filósofos y pensadores occidentales más influyentes de su tiempo, donde destacaron sus obras del “Superhombre” y “Dios ha muerto”, teniendo siempre un sentido crítico hacia la religión y a su moralidad “esclavizadora”, como él mismo apuntaría.

Nietzsche fundamentó sus ideas hacia la crítica de la cultura occidental alemana, que en el S. XIX estaban sometidas por el cristianismo, acusando al racionalismo hegeliano y conservadurismo que ello comportaba, mermando así el desarrollo más emocional y placer terrenal en el conjunto de la sociedad.

Las frases más destacadas de Nietzsche

A continuación os ofrecemos una serie de frases célebres que Friedrich Nietzsche pronunció en una vida intelectual marcada por su mermado estado de salud (padeció la sífilis) y su fracaso en el campo amoroso.

1. No que me hayas mentido, que ya no pueda creerte, eso me aterra

Así describía el autor su desconfianza hacia las personas que no eran sinceras.

2. El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo

Nunca hay que dejarse llevar por las tendencias o las presiones sociales. Si no hacer lo que uno cree conveniente.

3. Los monos son demasiado buenos para que el hombre pueda descender de ellos

Nietzsche era muy crítico con el comportamiento del ser humano y su condición bélica.

4. Si lo intentas, a menudo estarás solo, y a veces asustado

Siempre se lucha contra todos y contra prejuicios a la hora de pensar diferente a los demás.

5. La esperanza es el peor de los males, pues prolonga el tormento del hombre

Friedrich era muy poco dado a la palabrería pseudocompasiva. Más bien era realista.

6. Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los “cómos”

A menudo el autor escirbía sobre cómo llevar una vida con sentido y plenamente feliz.

7. Sin música, la vida sería un error

Su pasión era la música y Wagner su influencia más directa en sus primeros años teóricos.

8. El destino de los hombres está hecho de momentos felices, toda la vida los tiene, pero no de épocas felices

Como hemos mencionado anteriormente, Nietzsche tenía muy presente el tema de la felicidad en sus obras y pensamientos.

9. Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal

El ser humano está dispuesto a cualquier cosa a la hora de conquistar el amor.

10. La palabra más soez y la carta más grosera son mejores, son más educadas que el silencio

Era un personaje directo, conciso y que huía de lo políticamente correcto. Hay que hablar alto y claro.

11. Los que más han amado al hombre le han hecho siempre el máximo daño

Una interpretación un tanto pesimista sobre el amor.

12. La independencia no es un derecho, es un privilegio que corresponde a una minoría

Siempre nos encontramos subyugados a los valores y tendencias de la sociedad en la que vivimos.

13. Cuando llegue el sufrimiento, míralo a la cara y enfréntate a él

Tenemos que ser capaces de enfrentarnos a las adversidades.

14. Buscar la felicidad en la fe es no querer buscar la verdad

La fe no es algo que se pueda medir ni responde a la verdad de las cosas.

15. En el amor siempre hay algo de locura, y en la locura siempre hay algo de razón

El amor no es algo irracional, como suele decirse.

16. Sólo cuando construimos el futuro tenemos derecho a juzgar el pasado

Tenemos que ser capaces de mirar hacia delante, siempre.

17. La mentira más común es aquella con la que las personas se engañan a sí mismas

Así de crítico se muestra Nietzsche con las personas que mienten.

18. ¿Es el hombre un fallo de Dios, o Dios un fallo del hombre?

Se niega la existencia de Dios por parte del autor con esta reflexión.

19. El amor no es ciego, sólo está cegado por la pasión que lleva dentro

El fuego y la emoción es lo que nos empuja a estar enamorados

20. El hombre fue quién creó a Dios a su imagen y semejanza

NIetzsche creía que Dios no es más que el reflejo del hombre, por querer dominar a las masas.

21. La intelectualidad se mide no por la inteligencia, sino por las dosis de humor que es capaz de utilizar

Aunque sufrió mucho en su vida, le daba mucha importancia al sentido humorístico.

22. Para llegar a ser sabio es preciso experimentar ciertas vivencias, a menudo peligrosas

Hay que enfrentarse a las situaciones que nos sean incómodas y salir de la zona del confort.

23. Lo que no me mata, me hará más fuerte

Ante cualquier adversidad superada, hay que seguir luchando.

24. Yo necesito compañeros vivos, no cadáveres con los que tenga que cargar

La importancia que tiene el estar rodeado de gente positiva e inquieta.

25. La mujer perfecta es un ser humano superior al mejor de los hombres

Friedrich describió así a la mujer ideal. Veneraba con asiduidad al figura femenina.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *