Las 25 mejores frases de Max Weber

Si quieres conocer las ideas de este sociólogo, esta selección de frases de Max Weber te será útil.

Maximilian Karl Emil Weber, conocido más comúnmente como Max Weber, fue un sociólogo, economista y filósofo alemán nacido en la ciudad de Munich durante el año 1864.

Gracias a su particular visión sobre la sociedad, la economía y la religión, Max Weber es considerado actualmente como uno de los padres de la sociología moderna estando su nombre a la altura de otros grandes sociólogos como por ejemplo Karl Marx, Auguste Comte o Émile Durkheim. Algo que todos nosotros deberíamos saber es que son muchas las ideas de este filósofo que aún conservan una gran validez a día de hoy y que justamente es por eso, que la lectura de su obra todavía se recomienda activamente entre aquellos que realizan ciertos estudios académicos.

Frases y reflexiones de Max Weber, famoso sociólogo alemán

Puede que hayas oído hablar mucho sobre este célebre pensador alemán, pero si no conoces cuáles eran sus ideas principales y cuál era su forma de entender la sociedad, las líneas que encontrarás a continuación te ayudarán a comprender sus ideas, pues veremos las mejores frases de Max Weber acerca de diferentes temas: la sociedad, la Historia, la política, etc.

1. Porque nada vale algo para una persona si no lo puede hacer con pasión.

Como bien nos dice en esta cita este célebre filósofo, sólo aquellas cosas que más nos apasionan son las que nos llenan realmente como individuos.

2. La iluminación en el sentido más amplio de pensamiento avanzado siempre ha perseguido el objetivo de eliminar el miedo de las personas y utilizarlo como maestro. Pero la tierra completamente iluminada brilla en el signo de la calamidad triunfante. El programa de la Ilustración fue el desencanto del mundo.

Ser más sabios normalmente también nos convierte en personas menos felices, pues cuando los seres humanos descubrimos cómo es realmente el mundo que nos rodea muchas veces también nos damos cuenta de todas las injusticias que alberga.

3. Según toda la experiencia, ninguna regla se satisface voluntariamente con motivos solo materiales, o solo afectivos, o solo de valor racional como oportunidades para su existencia continua. Más bien, cada uno busca despertar y cultivar la fe en su legitimidad.

Todos deberíamos tener muy claros nuestros objetivos e intentar perseguirlos, indiferentemente de cuál sea el sentimiento que nos motive día a día a conseguirlos.

4. A diferencia del salvaje, para quien existían tales poderes, uno debe recurrir a medios mágicos para controlar o solicitar a los espíritus.

El escepticismo ciertamente es una forma de ver la vida puede hacernos ver el mundo de una forma mucho menos mágica o apasionante.

5. La creciente intelectualización y racionalización no significa un creciente conocimiento general de las condiciones de vida en las que uno se encuentra. Más bien, significa algo más: el conocimiento de él o la creencia en él: que uno podría experimentarlo en cualquier momento, si solo quisiera, que en principio no hay poderes misteriosos e impredecibles que actúen en él, que uno más bien todas las cosas, en principio, puede dominar calculando.

Con la llegada de la ciencia el hombre ha conseguido muchas veces ir un paso por delante de la naturaleza e incluso, aprender que con observación y estudio puede llegar a predecir muchas de las inclemencias que en el futuro tendrá que vivir.

6. La idea no reemplaza el trabajo. Y el trabajo no puede reemplazar o forzar la idea, como tampoco puede hacerlo la pasión. Ambos, sobre todo: ambos juntos, lo atraen. Pero viene cuando le gusta, no cuando nos gusta.

Las ideas surgen de manera espontánea, pero si posteriormente no las trabajamos, nunca podremos obtener todo el fruto que estas nos pueden regalar.

7. Este documento (el Manifiesto Comunista) es en su género, por mucho que lo rechacemos en tesis decisivas (al menos yo lo hago) un logro científico de primer orden. Eso no se puede negar, tampoco se puede negar, porque nadie lo cree y porque no se puede negar con la conciencia tranquila.

La idea del comunismo sin duda fue toda una revolución en la época, algo muy lógico teniendo en cuenta que esta nueva forma de organización estatal prometía al menos sobre el papel una vida mejor para todos y cada uno de los ciudadanos.

8. Hace quince años, cuando se les preguntó a los trabajadores estadounidenses por qué se dejaban gobernar por políticos que profesaban despreciarlos, la respuesta fue: Preferíamos tener gente que funcionarios a los que escupir que como tú una casta de funcionarios que nos escupen. Ese era el antiguo punto de vista de la democracia estadounidense: incluso entonces los socialistas pensaban de manera completamente diferente.

A lo largo de la historia de la democracia el mundo de la política siempre ha sido gobernado por el rico y el poderoso es por eso, que muchas de las políticas que antaño se imponían a la población solían favorecer a la clase más adinerada de la sociedad.

9. Lo obvio es lo que menos se piensa.

Muchas veces la decisión más sencilla suele ser la correcta, nunca debemos desprestigiar una idea porque pueda parecernos demasiado obvia o evidente.

10. Así como el mago tiene su carisma, el dios tiene que demostrar su poder.

Con la llegada del comunismo y la industrialización la idea de un dios omnipotente cada vez parecía poseer menos calado entre la población y como podemos ver, este sociólogo albergaba muy serias dudas sobre su existencia.

11. La gran ventaja del capitalismo es que disciplina el egoísmo.

El capitalismo ha demostrado ser un sistema muy eficiente con el paso de los años aunque deberíamos saber, que diferentes economistas actuales ya han pronosticado que en el futuro probablemente también terminará quedando obsoleto.

12. La idea no sustituye al trabajo.

Sin trabajo no hay gloria, por mucho que seamos alguien muy brillante si deseamos poder obtener un objetivo muy valioso siempre tendremos que trabajar.

13. Hay dos formas de convertir la política en una profesión. O: vives para la política o de la política.

La política se ha convertido en una forma de ganarse la vida para muchas personas es por ello, que en la mayoría de países cuentan con una cantidad bastante importante de políticos.

14. Ahí es donde radica el punto crucial. Tenemos que darnos cuenta de que toda acción orientada éticamente puede estar sujeta a dos máximas contradictorias fundamentalmente diferentes e inalienables: puede orientarse hacia convicciones éticas o éticamente responsable.

Nuestros valores personales muchas veces no tienen por qué coincidir con los de la mayoría de la sociedad, un hecho que muchas veces puede llevarnos a la confusión en el momento de tener que tomar decisiones relevantes de una forma muy apresurada.

15. Otro concepto básico es el de ejercicio. Significa: Aumentar la facilidad, velocidad, seguridad y uniformidad de una determinada actuación a través de su repetición frecuente.

Ciertamente cuando las personas repetimos mucho una misma acción al final logramos realizarla de una forma muy rápida y eficiente, pues como suele decirse la práctica es la que generalmente nos llevará a la perfección.

16. Para nosotros, “política” significa luchar por una parte del poder o por influir en la distribución del poder, ya sea entre estados, ya sea dentro de un estado o entre los grupos de personas que nos rodean.

Con el ejercicio de la política y con paciencia todos podemos llegar a alcanzar una posición relevante dentro la sociedad justamente es por eso, que muchas personas al darse cuenta de este hecho suelen decir dedicarse concretamente al ejercicio de esta profesión.

17. Si sólo existieran estructuras sociales para las cuales se desconocía la violencia como medio, entonces el término estado habría desaparecido y lo que habría ocurrido en este sentido particular de la palabra como anarquía.

Como podemos ver en esta cita la idea de la anarquía se presentó como una forma de organización social muy interesante para este célebre sociólogo, según esta ideología la ausencia del estado teóricamente no tendría por qué suponer ni mucho menos el fin de una sociedad bien organizada.

18. El estado es esa sociedad humana, que dentro de un área determinada reclama el monopolio de la violencia física legítima para sí misma (con éxito).

Es cierto que el estado es el único ente social que se considera totalmente legitimado para ejercer la violencia, una represión que según nos dice la teoría siempre se aplicará con la única idea de conservar el correcto funcionamiento de la sociedad en su conjunto.

19. Una ciencia empírica no puede enseñarle a nadie lo que debería, sino sólo lo que puede y, en determinadas circunstancias, lo que quiere.

El ser humano solo aprende cuando él lo desea. Como todo docente sabe por mucho que intentemos enseñar a una persona si ella no pone de su parte esta nunca absorberá aquellos conocimientos que intentamos inculcarle.

20. Porque la duda más radical es la del padre del conocimiento.

La curiosidad es la madre de la ciencia y para que esta se despierte en nosotros muchas hace falta una duda existencial que la ponga en funcionamiento.

21. Porque la regla es primordial en la vida cotidiana: la administración.

Sabernos administrar correctamente sin duda puede ayudarnos muchísimo en nuestra vida diaria gracias a ello incluso, puede que podamos permitirnos más de un capricho importante a lo largo del tiempo.

22. Todas las estructuras políticas son estructuras de violencia.

Una forma sin duda muy curiosa de entender la política, pero es verdad que el poder legislativo puede verse como un órgano que ejerce una cierta represión.

23. Sólo a través de una estricta especialización puede el trabajador científico hacer suyo el sentimiento pleno, una vez y tal vez nunca más en la vida: aquí he logrado algo que perdurará.

Pocas cosas hay en el mundo más importantes para un científico que el placer de poder realizar un nuevo descubrimiento.

24. La idea generalmente solo se prepara sobre la base de un trabajo muy duro.

Para que una gran idea pueda llegar a nosotros es cierto que es algo muy probable, que antes tengamos que pasar un largo tiempo buscándola.

25. Por lo tanto, la causa de los diferentes comportamientos debe buscarse principalmente en la calidad interna perdurable de estas religiones y no solo en sus respectivas situaciones histórico-políticas externas.

Cada religión posee una manera distinta de enfocar la vida diaria de las personas y de organizar su propia economía, una característica sin duda muy curiosa la cual la mayoría de personas suelen por alto.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *