Las comunidades indígenas protegen el 80% de la biodiversidad del mundo

Aunque ocupan territorios reducidos, son cruciales para proteger la amenazada biodiversidad del planeta.

La caza y la pesca, el uso excesivo de tierras, los pesticidas, las especies invasoras y el cambio climático son algunos de los factores que alimentan la crisis de biodiversidad que vive el planeta, una de las más pronunciadas en los últimos millones de años, según la Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES, por sus siglas en inglés).

Los expertos le piden a las autoridades del mundo que tomen acciones para revertir los efectos destructivos de la industria humana, pero un estudio indica que lo que verdaderamente necesitamos en volver a nuestras raíces y recuperar las tradiciones de los pueblos originarios.

Un grupo de científicos de la Universidad Autónoma de Barcelona decidió estudiar la relación de diversos pueblos originarios con el entorno natural en el que viven, con la esperanza de hallar respuestas para los retos que enfrentan las sociedades actuales frente al deterioro de la biodiversidad.

En particular, los investigadores estudiaron a tres etnias indígenas: los baka, de la Cuenca del Congo (República Democrática del Congo y otros países de África Central); los punan tubu, de Borneo (Indonesia); y los tsimane’, de la Amazonia boliviana.

Lo que hallaron fue que los grupos indígenas han mantenido un vínculo muy estrecho con sus entornos naturales a lo largo de los siglos. Esta cercanía ha fomentado un conocimiento colectivo muy profundo y sofisticado sobre la conservación de los espacios naturales.

El uso que le dan a los recursos a su alrededor, sus costumbres y sus tradiciones espirituales son factores importantes que contribuyen a una vida sostenible, en la que el respeto por la naturaleza y la biodiversidad es uno de los pilares fundamentales.

Se estima que hay alrededor de 370 millones de indígenas en el mundo distribuidos en 70 países. El territorio que ocupan representa cerca de una cuarta parte del territorio mundial, pero en estas regiones se concentra el 80% de la biodiversidad del planeta.

Es decir, el respeto por la dignidad de las tradiciones indígenas ancestrales es una medida crucial que todos los países del mundo deben avalar, porque son grupos de extrema importancia para la conservación de los ecosistemas y la biodiversidad.

Los científicos concluyeron que las políticas de conservación de las autoridades locales deben incorporar a las culturas indígenas por medio de alianzas que eleven y respeten sus derechos como un mecanismo de conservación ambiental.

También indicaron que es crucial la transmisión del conocimiento de generación en generación para promover la conciencia ambiental y prevenir los cambios negativos a los ecosistemas.

Y TÚ, ¿QUÉ PIENSAS DE ESTO? CUÉNTANOS EN LOS COMENTARIOS.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *