“Lo llaman pollito”: Niño se hizo famoso por su cabello impeinable debido a síndrome. Le piden fotos

Locklan padece el Síndrome cabello impeinable, y solo 100 personas en el mundo lo tienen. Por eso sus mechones se levantan desde las raíces, se le debe peinar con un cepillo muy suave y lavarlo con acondicionador.

Todas las personas son diferentes y únicas, pero existen casos excepcionales donde algunas destacan por sobre otras, incluyendo por ciertos rasgos físicos que llaman la atención, pero los vuelve interesantes y hermosos.

Locklan es un niño de dos años que vive en Atlanta, Georgia (Estados Unidos) y su cabello es muy especial. Este comenzó a crecer desde que era prácticamente un bebé, y muy rápido. Su madre, Katelyn Samples, al inicio pensó que iba a ser rizado y por eso progresaba con esa velocidad y forma, pero con el tiempo notó que era incontrolable. Los mechones se levantaban desde las raíces.

No se imaginó qué podría ser hasta que alguien vio la foto del pequeño y le preguntó si este tenía el Síndrome de cabello impeinable. Katelyn desconocía esta condición, así que lo llevó con los doctores para un diagnóstico y se confirmó que era el caso.

“Tomaron muestras de su cabello y nos llamaron unas semanas después y confirmaron que, de hecho, ¡Era el Síndrome del Cabello impeinable!”, dijo Katelyn a Daily Mail.

Esta es una afección tan rara que solo 100 personas en el mundo la padecen, incluso los médicos que atendieron a Locklan no tenían mucha experiencia con esto. “Su médico solo había visto un caso más en los últimos 19 años. No tenemos ni idea de por qué lo tiene”, contó la madre del niño al mismo medio.

Y es que este cabello tan especial no se pude cepillar normalmente ni alisar. “Mucha gente que lo ve lo llama pollito”, detalló Katelyn a Daily Mail.

De acuerdo al Centro de Información sobre Enfermedades Genéticas y Raras, este pelo crece entre los 3 y 12 meses de edad en las personas que padecen el síndrome, y suele mejorar al inicio de la pubertad. Para tratarlo correctamente, hay que aplicar acondicionadores y peinarlo con cepillos muy suaves.

En el caso de Locklan, basta con lavárselo una vez a la semana, pero afortunadamente no tiene problemas de salud. La gente le ha tomado cariño al pequeño, incluso se ha vuelto muy popular por donde vive.

“Le preguntan por su cabello y, a veces, incluso piden que se lo toque. En un festival de otoño en un pueblo local, la gente incluso pidió tomarse fotos con él. Él disfruta la atención”, comentó la mamá del niño a Daily Mail.

Gracias a este apoyo, él puede lucir su hermoso pelo con seguridad.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.