Madre se hace la misma marca de nacimiento que su hijo para enseñarle amor propio

Como madres siempre vamos a querer lo mejor para nuestros hijos, queremos que se sientan amados, respetados, seguros, confiados, que sean felices y se acepten tal cual como son. Al sembrar autoestima en nuestros hijos desde niños, crearán esa seguridad que llevarán consigo toda su vida.

Enseñarles que cada persona es única e irrepetible, que todos a pesar de nuestras diferencias somos igual de importantes, y que no debemos dejar que las críticas o los comentarios afecten lo que pensamos de nosotros mismos, y cambien la maravillosa persona que somos.

Este es el caso de la Influencer Carolina Giraldelli, quien cuenta con más de diez mil seguidores en Instagram, y es precisamente en esta red social donde día tras día demuestra su amor por su pequeño hijo Enzo. Y es que Enzo nació con una mancha o lunar que abarca parte de su rostro, esta le cubre gran parte de la frente y la nariz.

La influencer comenta que al principio era fuerte para ella como madre ver los ojos de las personas al ver a su hijo con lastima, miedo, desprecio. «Nada fácil para mi esposo y para mí, nosotros actuamos como si nada y  siempre mostramos a nuestro hijo tal cual como es». Comentó. 

En un gesto del más puro amor, Carolina quiso demostrarle a su hijo lo especial y amado que es, y con ayuda de una maquilladora profesional se realizó una mancha en su rosto igual a la de su hijo, para demostrarle que es perfecto y bello tal cual como es. «Ese día sentí lo que siente mi hijo, todo el mundo en el trabajo no paraba de mirarme, pero me sentía la madre más orgullosa del  mundo». Comentó.

Inmediatamente después de la publicación de la foto en su red social, esta no paró con mensajes positivos cargados de amor y de felicitaciones por tan bello gesto con su hijo.

El amor de una madre es el sentimiento más puro que puede existir, y es que nuestros hijos representan el  motor, motivo de lucha, fuerza y ganas de ser mejores personas.

Para una madre nuestros hijos son perfectos tal y como son, y es que lo realmente importante es el ser humano que estamos formando con el amor y los valores que fomentemos en ellos, para que en un futuro sean buenos hombres y mujeres.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *