Mamá se derrumbó tras recibir de su jefe un cheque para comprarse una casa. Vivía en un refugio

El director ejecutivo de Modell, tienda de artículos deportivos estadounidense, entró como infiltrado a trabajar en su propia empresa y conoció la historia de Angel, una mamá trabajadora que vivía con sus tres hijos en un refugio.

Esta historia se ambienta en Estados Unidos. Angel es una mujer que trabaja como empleada en Modell, una tienda de artículos deportivos, cuya vida no ha sido fácil. Cuando era muy joven quedó embarazada a la edad de 25 años, y posterior a esto perdió su antiguo trabajo en el que ejercía como gerente de un restaurante.

En su nuevo trabajo dentro de la tienda Modell, llegó un nuevo empleado llamado Joey, al cual entrenó y le enseñó todo lo del ambiente laboral sin sospechar que en realidad era su verdadero jefe disfrazado, el director ejecutivo Mitchell Modell.

Durante las conversaciones que tuvo con él, tuvo la confianza suficiente como para contarle historias de su vida y su situación actual. Le confesó que no tiene una casa donde vivir. “Hemos estado sin hogar durante mucho tiempo. Ahora vivimos en un refugio. Sin embargo, no importa. No quiero que te sientas triste por mí”, fue lo que le contó según Goalcast.

Angel detalló además que ha estado viviendo con sus tres hijos en ese refugio, todo mientras estaba siendo filmada para un documental sin siquiera imaginárselo. Este material se grabó para el programa Undercover Boss, el cual muestra a diversos directores ejecutivos trabajando como infiltrados en sus propias empresas para saber cómo es esa experiencia, y de paso conocer alguna historia interesante como la de Angel, según explicó Goalcast.

Ella le contó a Joey que tampoco tenía casa antes de terminar en el refugio, ya que dormía en las paradas de autobús y no tenían dinero para comer.

Joey empezó a mostrarse conmovido y emocionado por lo relatado por Angel, y ella también. Cuando llegó el momento de revelarle la verdad a Angel, ella no podía entender bien la situación y él le explicó que se rapó la cabeza y dejó un bigote para pasar desapercibido.

Modell aprovechó la oportunidad para felicitarla por su gran trabajo en la empresa. No solo eso, también le dio la noticia de que le dará un aumento de 14 mil dólares y además de entregarle un cheque de 250 mil dólares para que se compre una casa donde vivir. “No quiero que vuelvas a vivir en ese refugio para personas sin hogar”, dijo Modell según Goalcast. Ella no pudo creerlo cuando recibió tantas buenas noticias en poco tiempo que se desmayó de la emoción y no pudo contener las lágrimas.

“Les voy a decir a mis hijos que ya no volveremos al refugio, que vamos a tener nuestro propio lugar. Pueden ser niños”, dijo Angel en el documental según Goalcast.

Un gesto más que generoso por parte de su jefe. Que emoción que la vida de Angel comenzará a cambiar para bien.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *