Meghan y Harry enviaron a Archie a la guardería y sus compañeros no saben quién es. Una vida normal

La duquesa de Sussex y su marido han cumplido su meta de proporcionarle a sus hijos una vida común y corriente. De hecho, Harry es quien lleva y recoge a Archie de sus clases, como cualquier padre.

Desde que el Príncipe Harry y Meghan Markle decidieron emprender vuelo y radicarse en Estados Unidos, su vida ha dado un giro de 180 grados. Hoy la Familia Real, solo vive como una común y corriente e incluso el príncipe Archie está inmerso en su nueva realidad.

Cuando Meghan y Harry decidieron dar un paso al costado de la Familia Real de Inglaterra, era algo que estaban empecinados en cumplir. Fue por eso que el príncipe y su esposa, tomaron un vuelo directo a California y juraron no volver a mirar hacia atrás. Era hora de comenzar una vida lejos de las cámaras.

El objetivo de la pareja era poder criar a su hijo, Archie, de la manera más común y corriente posible. Y al parecer, hasta el minuto lo han logrado. La actriz de Suits junto a su marido actualmente matricularon a su primogénito en un jardín de infantes, donde asiste a clases para aprender y desarrollar lazos con sus compañeros, como cualquier otro niño.

La vida en normalidad del nieto de Diana de Gales ha llegado a tal punto, que incluso sus pequeños compañeros no tiene ni la más mínima idea de que Archie tiene sangre real. “No saben que sus padres son de la realeza, y probablemente no les importaría, a menos que Meghan fuera una princesa de Disney“, comentó uno de los apoderados de la guardería a The Mirror.

Harry y su esposa viven en una mansión de 14 millones de dólares ubicada en California, donde desarrollan su vida basada en la filantropía, criando a sus dos hijos e intentan que los flashes de las cámaras no los alcancen. Es el mismo príncipe quien va a dejar cada mañana a su hijo a su lugar de estudio, como cualquier otro padre.

“Harry a menudo deja a Archie y lo recoge, y parece un buen padre. Todos los padres han sido relajados al dar la bienvenida a Harry y Meghan, sin hacer alboroto. Y para los otros niños, Archie es solo uno de ellos”

Apoderado a The Mirror.

A pesar de vivir era una mansión en Montecito de 16 baños, spa, piscina, cancha de tenis, sala de cines y una cabaña aparte para invitados, la duquesa de Sussex y el Príncipe Harry han sabido proporcionarle una ida normal a sus dos retoños, tal como querían.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *