Mujer cancela su boda tras descubrir que su novio consumía pornografía: “Me sentí traumatizada”

“Soy esa chica que pasó seis meses con un anillo al dedo, solo para descubrir una semana antes que todo era una mentira”, dijo Claire Dalton cuando notó que su prometido era adicto a la pornografía. Si bien ella defiende su decisión, internet la ha atacado por su postura conservadora.

Cuando se trata de relaciones de parejas y sus acuerdos, no hay nada escrito realmente. Todos tienen posturas que deberían compartir al momento de tomar la decisión de estar juntos para siempre y claro, todo sin mentiras. Sin embargo, también se trata de tranzar, de llegar a consensos y entender al otro.

Eso es lo que muchos han criticado de Claire Dalton, una joven estadounidense que decidió cancelar su boda, debido a que descubrió que su novio consumía pornografía a espaldas de ella. Por eso, a través de una extensa declaración, la chica ha explicados los motivos.

“Siempre he sido una persona muy religiosa”, comienza el relato que compartió en varios medios locales y blogs para mujeres. Allí Claire dijo que pensaba que llegar al altar “era fácil” una vez que encontrabas al amor verdadero. Pero, se equivocaba.

Resulta que solo una semana antes de su boda —con quien declaraba como el amor de su vida— se enteró de algo que realmente cambió su destino y llevó a una serie de decisiones en su vida. “Finalmente estoy hablando de eso. Mi esperanza es que alguien que lea esto sepa que ella no es la primera en pasar por algo similar, y está bien sufrir durante mucho tiempo”, cuenta en su declaración.

Tras un año, Claire tuvo el valor de contar el momento en que su vida se derrumbó para ella:

“Estaba sentada en el sofá con mi prometido y todo parecía maravilloso. Me casaría en una semana y amaba mucho a este hombre. Habíamos pasado cuatro años construyendo una amistad y casi un año cultivando una relación de amor que era paciente y amable. Una relación que pensé que estaba por encima de cualquier otra relación que encontraría (…) Y por alguna razón, me levanté y tomé su teléfono en lugar del mío para ver cuándo cerraría la tienda. Fue entonces cuando lo encontré.

Tres palabras en su barra de búsqueda que cambiaron toda mi vista. Tres palabras que concluyeron que había estado buscando pornografía posiblemente hace solo unas horas. Mi comportamiento debe haber cambiado en el breve segundo cuando leí esas palabras porque él me preguntó qué estaba mal. Le pregunté por qué esas palabras estaban escritas en su barra de búsqueda, y lo miré con ojos suplicantes, esperando que hubiera alguna explicación lógica. Salí por esa ventana en su teléfono, solo para encontrar varias ventanas abiertas con ideas enfermas y retorcidas de cómo supuestamente se ven las mujeres. Me enfermé del estomago”. 

—dijo Claire Dalton para Love What Matters—.

Sus disculpas

Lo que primero comenzó como una mentira, pronto se convirtió en realidad. Si bien su novio le dijo que “eran para su hermano y no para él”, al pasar de los días y la distancia entre ambos, finalmente salió la verdad.

“Esas palabras todavía duelen: ‘Soy yo … tengo un problema’”, recuerda Claire cuando finalmente su novio le confesó que el material pornográfico era consumido por él y por nadie más.

La confesión le dolió en lo más profundo a Claire y dice haber pasado por una serie de sensaciones, pero ninguna positiva. “Quería gritar. Yo quería llorar. Quería patear y golpear la pared. Pero en ese momento, me sentí paralizada”, confiesa.

Hoy, luego de un año y con esa declaración colgada en internet, muchos usuarios aún no entienden que el motivo principal haya sido solo que consumía pornografía. Sin embargo, Claire no piensa en rendirse ante su argumento, pues para ella fue el mayor de los pecados.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *