Mujer compra el Sol y dice que cobrará impuestos por los rayos de luz

Incluso tiene planeado cómo usará el dinero recaudado

Así como lo lees, mientras algunos sueñan con ser dueños de una estrella del firmamento o que les bajen la luna en señal de amor eterno, una mujer asegura que es propietaria del Sol y que planea cobrar el uso de los rayos que emite en beneficio de la humanidad.

Ángeles Durán de 49 años y nacionalidad española registró como «suyo» al Sol ante un notario local a inicios del mes de noviembre, como parte de su plan de negocios para ganar dinero.

Los medios españoles locales no tardaron en buscarla y pedirle una entrevista, en donde ella muy segura declaró: «Conozco la ley y respaldé mi reclamo legalmente. Lo hice, pero cualquiera podría haberlo hecho, simplemente se me ocurrió primero».

El Tratado del Espacio Exterior de 1967 impide que los gobiernos reclamen la propiedad de cuerpos celestes, pero no menciona en ningún momento a las personas, razón por la cual, Durán se aprovechó de este laguna legal.

Su reclamo es legítimo de acuerdo al notario, sin embargo no deja de ser sorprendente que alguien se atrevió a hacerlo. El plan de negocios de la española implica distribuir el dinero ganado en 4 partes.

Las ganancias irán al gobierno español en un 50%, después planea usar el 20% en un fondo de pensiones, el 10% a la investigación, 10% para terminar con el hambre en el mundo y el restante para ella.

«Cuando tienes una propiedad, tiene sentido hacer uso de ella, las empresas eléctricas se benefician de los ríos, que son de todos, así que espero aprovechar el sol».

De acuerdo al profesor emérito de derecho de la Universidad de Toronto, Jacob Ziegel su acción es absurda y sin fundamentos.

«Creo que la respuesta debe ser que la dama española ha sucumbido a demasiada luz del sol, o quizás sea jerez español».

Pero la historia de la apropiación de cuerpos celestes no empieza con la española, el empresario estadounidense Dennis Hope vendió por 20 años parcelas de la Luna, Marte y Venus.

Si eres aficionado o quieres tener un pedazo de la Luna, puedes adquirir una propiedad por 20 dólares, aunque claro, será difícil poner un pie en ella.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.