Mujer con sordera denunció que se negaron a atenderla en cafetería: “No debemos ser juzgados así”

Shannon Heroux contó que le pidió al cajero si podía escribirle en un papel o bajarse la mascarilla para que ella pudiera entenderle mejor, pero él se negó. “No me creyó. Se podía ver en su lenguaje corporal”, contó la mujer.

A pesar de que algunos países han intentado promover leyes que generen más inclusión de las personas con discapacidades, todavía existen casos de discriminación en las distintas áreas de la sociedad y en la vida cotidiana.

Por ejemplo, existen algunas cadenas multinacionales de comida rápida en donde se han conocido casos en donde clientes con capacidades diferentes han pasado por hechos desagradables y malos tratos, ya que no han recibido una buena atención.

Un caso como ese vivió Shannon Heroux, una mujer de California, Estados Unidos, que denunció a través de un video en TikTok que fue discriminada en un local de Dunkin’ Donuts por ser sorda, según informó Fox Baltimore.

La mujer contó, entre lágrimas, que fue a comprar hasta esa cafetería, pero que había olvidado un dispositivo que se coloca en sus orejas para poder escuchar mejor. Por ese motivo, tuvo que pedirle al cajero si podía bajarse la mascarilla para leerle los labios o que le escribiera en un papel, o sino no podía entenderle.

Sin embargo, el cajero no se lo tomó muy bien y se negó. “No me creyó. Se podía ver en su lenguaje corporal. Seguí diciendo: ‘Escríbalo’, una o dos veces, y luego siguió hablando con la máscara puesta“, contó la mujer.

La situación se fue poniendo cada vez más tensa. “Antes de darme cuenta, le dije: ‘¿Vas a aceptar mi pedido?’, y el dijo que no con su cabeza”, agregó Shannon.

Finalmente, la mujer se marchó del lugar y no pudo ordenar comida. “Ninguna persona sorda se merece eso, ya sabes. Es una discapacidad invisible. No debemos ser juzgados así, incluso si hablamos o no hablamos. No importa“, dijo.

La pandemia y el uso de mascarillas le ha dificultado a Shannon poder comprender a las personas cuando va a comprar, ya que no puede leerle los labios. Es por eso que ha tenido que salir acompañada de su pareja a todas partes.

Para ella fue “hiriente” y “discriminatoria” la forma en que la trataron en Dunkin’ Donuts, por lo que se reunirá con el administrador de la sucursal en donde vivió la situación.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *