Mujer fue despedida del trabajo por faltar tras la muerte de su perro: “Es como perder a un hijo”

Por vivir el luto de su perro tras 12 años de compañía, Wendy perdió su trabajo tras dos semanas sin asistir a sus obligaciones. Por su parte, ella pide más comprensión por la pérdida de una mascota.

Para aquellos que hemos tenido mascotas, sabemos que la perdida de una mascota es dolorosa, pues nos entregan una alegría genuina y un amor incondicional. Por eso, muchos necesitamos días o meses para superar la tristeza, sin embargo, una mujer necesitó incluso faltar a su trabajo.

Wendy O’Grady, es una supervisora ​​de una tienda minorista en Estados Unidos, quien tras la muerte de su adorado perrito, no pudo superar la tristeza y decidió faltar dos semanas al trabajo para reponerse. Algo que desde su empleo no comprendieron y la despidieron.

La historia entre Wendy y Zac —un labrador color chocolate— comenzó en 2009, luego de que ella y su marido tuvieran 10 abortos espontáneos en 15 años. El entonces cachorro, llegó a llenar un vacío y alegrar los corazones de esa casa.

Sin embargo, tras 12 años de completa felicidad junto a Zac, en julio de 2021 le diagnosticaron cáncer en la columna vertebral y lo siguiente, fue todo en picada. Tratamientos, hospitalizaciones y mucho dolor, llevaron a Wendy y Mike, su esposo, a tomar la decisión de sacrificarlo.

“Ni siquiera puedo explicar el dolor. Estábamos inconsolables. Después de 12 años, no verlo llegar a la puerta cuando llegué a casa fue desgarrador”, fueron sus primera impresiones según Wendy. Algo que sintió tan profundo que lo asemeja con la “perdida de un hijo”. 

Tras nombrar ese momento como muy difícil para ellos, Wendy no tuvo fuerzas para levantarse a trabajar por varios días: “Simplemente no podía concebir la vida”. Decisión que la llevó a tener consecuencias negativas con su trabajo.

Luego de perder su empleo, el mensaje de Wendy es a pedirle a los empleadores y jefes que sean más comprensivos con la perdida de una mascota: “Creo que la gente debería ser más abierta y simplemente hablar de ello. Perdimos a un miembro de nuestra familia y creo que debería abordarse”.

Todos resuelven sus problemas como pueden.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *